nación

Capturan a alias Pedro, segundo cabecilla de los reductos del Clan Golfo

La información la dio a conocer el ministro de Defensa, Diego Molano.


El Gobierno colombiano sigue persiguiendo a los delincuentes que conforman el peligroso grupo alzado en armas conocido como Clan del Golfo, que en los últimos días amedrentó varias poblaciones mediante un paro armado en cinco departamentos.

Según dio a conocer el ministro de Defensa, Diego Molano, en las últimas horas se dio la captura del segundo cabecilla de los reductos del Clan del Golfo, identificado con el alias de Pedro, quien “delinquía en la zona de la Sierra Nevada y estaba bajo el mando de alias Cinco Siete. Lideraba los enfrentamientos contra los Pachenca. Un nuevo golpe a este grupo armado”, escribió Molano en su cuenta de Twitter oficial.

Hace unos días, la Fiscalía General de la Nación también logró la judicialización de tres presuntos integrantes de esta peligrosa banda delincuencial, quienes serían los encargados de coordinar la adquisición y almacenamiento de estupefacientes, y su posterior envío a países de Centroamérica.

En el curso de la investigación que adelantó el ente acusador se estableció que estas personas, al parecer, amenazaban de muerte a familias que vivían en zonas costeras de San Juan de Urabá, Arboletes y Necoclí (Antioquia), y las obligaban a abandonar sus viviendas. Luego, se apropiaban de los bienes, los convertían en centros de acopio de sustancias ilícitas y los usaban como puntos clandestinos de salida de las lanchas rápidas cargadas con cocaína.

De igual manera, se estableció que habrían ordenado ataques armados contra ciudadanos señalados de ser informantes de la fuerza pública, entre otras actividades ilegales ejecutadas desde 2019, en el Urabá antioqueño.

Por estos hechos, un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales les imputó los delitos de tentativa de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado y desplazamiento forzado. Los cargos fueron aceptados por los procesados, que deberán cumplir medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario.

Los capturados fueron identificados como Tomás Elías Bolaño Páez, alias Tiburón, supuesto encargado de adquirir los cargamentos de cocaína y definir las embarcaciones en las que eran camuflados para sacarlos del país. Tendría injerencia criminal en los corregimientos de Zapata, Uveros y San Nicolás del Río, en San Juan de Urabá. En 2019, alias Tiburón fue condenado a cuatro años de prisión por el delito de concierto para delinquir; sin embargo, el material de prueba da cuenta de que seguía vinculado a actividades narcotraficantes.

Jheim Alexander Sierra Blanco, alias Jheim, presunto responsable del acopio y envío de estupefacientes en la zona de los manglares Damaquiel, en San Juan de Urabá. De igual manera, es investigado por su posible participación en homicidios ocurridos entre 2019 y 2020 y Julio César Apolo Agaméz, alias Julio, quien tendría a cargo las finanzas de la red ilegal. También se le atribuye la salida de cocaína por zonas costeras de Arboletes, Antioquia.

Los procesados fueron capturados en diligencias de registro y allanamiento realizadas por la Fiscalía y la Policía Nacional en San Juan de Urabá, Antioquia y Montería, Córdoba. En los procedimientos fueron incautados seis celulares, seis millones de pesos en efectivo, una moto y documentos con información de interés sobre la estructura narcotraficante.