judicial

Fiscalía judicializó a tres presuntos integrantes de ala narcotraficante del Clan del Golfo

Los delincuentes serían los responsables de coordinar la adquisición y el almacenamiento de estupefacientes para enviarlos a Centroamérica.


Un juez de Control de Garantías dictaminó la judicialización de tres presuntos integrantes del ala narcotraficante del denominado Bloque Central de Urabá del Clan del Golfo, informó la Fiscalía.

De acuerdo con el ente de control, estas tres personas serían las encargadas de coordinar la adquisición y el almacenamiento de estupefacientes para luego enviarlos a países de Centroamérica.

La Fiscalía también informó que los bienes de las víctimas a las cuales estas personas amenazaban de muerte para que abandonaran sus viviendas eran utilizados como centros de acopio o puntos de salida de lanchas rápidas cargadas con estupefacientes.

Las víctimas son familias que vivían en zonas costeras de San Juan de Urabá, Arboletes y Necoclí (Antioquia), obligadas a dejar sus hogares para que se convirtieran en centros de distribución de la droga.

De igual manera, se estableció que habrían ordenado ataques armados contra ciudadanos señalados de ser informantes de la Fuerza Pública, entre otras actividades ilegales ejecutadas desde 2019 en el Urabá antioqueño.

Los tres delincuentes fueron imputados por un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales con los delitos de tentativa de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado y desplazamiento forzado. Los cargos fueron aceptados por los procesados, que deberán cumplir medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario.

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía, los tres acusados son:

- Tomás Elías Bolaño Páez, alias Tiburón, supuesto encargado de adquirir los cargamentos de cocaína y definir las embarcaciones en las que eran camuflados para sacarlos del país. Tendría injerencia criminal en los corregimientos de Zapata, Uveros y San Nicolás del Río, en San Juan de Urabá.

En 2019, alias Tiburón fue condenado a cuatro años de prisión por el delito de concierto para delinquir; sin embargo, el material de prueba da cuenta de que seguía vinculado a actividades narcotraficantes.

- Jheim Alexander Sierra Blanco, alias Jheim, presunto responsable del acopio y envío de estupefacientes en la zona de los manglares Damaquiel, en San Juan de Urabá. De igual manera, es investigado por su posible participación en homicidios ocurridos entre 2019 y 2020.

- Julio César Apolo Agámez, alias Julio, quien tendría a cargo las finanzas de la red ilegal. También se le atribuye la salida de cocaína por zonas costeras de Arboletes (Antioquia).

Las capturas se lograron en diligencias de registro y allanamiento realizadas por la Fiscalía y la Policía Nacional en San Juan de Urabá (Antioquia) y Montería (Córdoba).

En los procedimientos fueron incautados seis celulares, $6.000.000 en efectivo, una moto y documentos con información de interés sobre la estructura narcotraficante.

Capturan a 25 integrantes del Clan del Golfo

La retaliación de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) por la extradición de alias Otoniel se ha sentido en 35 pueblos de Antioquia con bloqueo de vías, quema de vehículos, hostigamientos y desabastecimiento de productos y servicios. En medio de los hechos delictivos, el Ejército reportó la detención de varios de los autores materiales.

Según el comandante de la Séptima División del Ejército Nacional, general Juvenal Días Mateus, las unidades de la institución y la Policía lograron la captura de 25 personas que estarían enfiladas en el Clan del Golfo.

“Algunos por proselitismo, con letreros alusivos a este grupo terrorista y otros con armamento, pero todos relacionados con la quema de vehículos o con esta oleada terrorista que están haciendo los bandidos del Clan del Golfo”, detalló el comandante.

Agregó que el grupo armado quiere que el pueblo colombiano agache la cabeza ante sus ideales. Sin embargo, justificó que la fuerza del Estado está frenando sus objetivos con estricta vigilancia y control. En Antioquia, por ejemplo, más de ocho mil soldados están en las vías y en los centros poblados.

Ese número de uniformados aumentará en las próximas horas, según anunció el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, en un consejo de seguridad que lideró el Ministerio de Defensa.

“Desde hoy en la noche empezarán a llegar cerca de 2.000 hombres del Ejército y la Policía para proteger ejes viales y redoblar patrullajes conjuntos en cabeceras urbanas”, comentó el mandatario.

Indicó que poco a poco los municipios afectados por el paro armado han reactivado paulatinamente sus actividades. En el Urabá algunas cadenas de mercado abrieron las puertas y los camiones están cumpliendo con sus operaciones logísticas mientras son escoltados por la Fuerza Pública.

Sin embargo, la tensión se mantiene en tres subregiones de Antioquia. En las últimas horas, se reportaron enfrentamientos entre la Policía y presuntos miembros de las AUC en los municipios de Turbo, Uramita e Ituango.