Tendencias

Home

Nación

Artículo

La operación, en la que fueron capturados los tres criminales, se dio en la vereda Puerto Valencia, del municipio del Retorno, departamento de Guaviare.
La operación, en la que fueron capturados los tres criminales, se dio en la vereda Puerto Valencia, del municipio del Retorno, departamento de Guaviare. - Foto: Ejército.

nación

Cayó alias Jairo, un temido delincuente del Guaviare, asesino de miembros de la Fuerza Pública

Junto a él fueron capturadas otras dos personas conocidas con los alias de Botalón y Macancán, presuntamente pertenecientes a la organización criminal Estructura Primera, que opera en la región.

Un contundente golpe dieron las autoridades contra una estructura criminal que opera en el departamento de Guaviare, conocida como Estructura Primera, grupo ilegal del que fueron capturados tres de sus hombres, los cuales ya estaban identificados y les estaban haciendo seguimiento porque, además, estos criminales tenían en su prontuario el asesinato de miembros de las Fuerzas Militares.

La operación, en la que fueron capturados los tres criminales, se dio en la vereda Puerto Valencia, del municipio del Retorno, departamento de Guaviare.

La operación, en la que fueron capturados los tres criminales, se dio en la vereda Puerto Valencia, del municipio del Retorno, departamento de Guaviare.
La operación, en la que fueron capturados los tres criminales, se dio en la vereda Puerto Valencia, del municipio del Retorno, departamento de Guaviare. - Foto: Ejército.

Entre los tres sujetos capturados se encontraría Miguel Andrés Fonseca, alias Jairo, quien presuntamente sería uno de los responsables del homicidio de un teniente de la Infantería de marina el año pasado, así como múltiples acciones terroristas contra la Fuerza Pública y población civil.

Alias Jairo es señalado de ser el cabecilla de este grupo, y quien llevaba ocho años al servicio del grupo armado organizado residual Estructura Primera. Así mismo, según las autoridades, sería el responsable del homicidio de un oficial de la Armada Nacional en el año 2021, con francotirador.

Se trata de un asesino, que tenía claramente en la mira a las autoridades, pues también se le acusa del homicidio de dos infantes de marina profesionales y dos soldados profesionales asesinados en el 2019, en la vereda Araguato.

En el golpe militar a esta estructura al margen de la ley también cayeron Wilson Bermúdez Mosquera, alias Botalón, y Andrés Felipe Pérez, alias Camilo o Macancán, quienes eran los encargados de reclutar personas para integrar esta organización criminal, en especial, estos delincuentes ponían los ojos, especialmente, sobre menores de edad que terminaban en las filas de los ilegales.

Botalón llevaba 12 años en esta estructura, y habría participado en el atentado a la estación de policía en Calamar con una granada de mano, que se dio en febrero de este año y en la cual habría resultado herido, sin mayor gravedad, un militar.

Así mismo, habría participado en la presunta desaparición forzada de seis pobladores en el sector del Cumare, y amenazas extorsivas a familias en fincas de la zona rural, para despojarlas finalmente de sus terrenos.

También sería el presunto responsable del homicidio de una persona en proceso de reincorporación, en el corregimiento la Libertad, municipio de El Retorno, Guaviare.

El tercer sujeto capturado fue alias Camilo, quien al parecer gozaba de los beneficios de haberse acogido durante el proceso de paz para su reintegración a la vida civil. De él no se tenían mayores antecedentes, pues al formar parte de las negociaciones se presumía como una persona que estaba en camino a la vida civil.

Uniforme de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Colombia.
Uniforme de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Colombia. - Foto: Ejército.

La caída de estos tres delincuentes no se trató de una operación de registro o una caída accidental, por el contrario, según contó uno de los uniformados que participó de la captura, “se trató de una operación que duro cinco días, en lo más espeso y profundo de la selva, entramos con la mayor disciplina posible en cada desplazamiento y en cada ejercicio que realizamos, hasta que logramos el objetivo”.

En la operación fueron incautadas armas cortas y largas, así como camuflados que serían de la Guardia Bolivariana de Venezuela.