nación

Colombia es el segundo país más peligroso del continente para ejercer periodismo: estudio

El revelador informe también mencionó a otros países de Medio Oriente y Asia.


Reporteros Sin Fronteras (RSF) fue la organización que reportó a Colombia como uno de los lugares del mundo en el que ejercer el periodismo es una de las profesiones más difíciles para practicar.

En el informe anual, que se viene ejecutando desde 1995, la organización reveló que en el país, en los últimos cinco años, nueve periodistas han sido víctimas de homicidio, ubicándose así como el segundo más peligroso en América, superado por México donde 47 comunicadores han perdido la vida.

En los últimos cinco años, en Colombia se han asesinado a 9 periodistas
En los últimos cinco años, en Colombia se han asesinado a 9 periodistas - Foto: Estudio Reporteros Sin Fronteras

A pesar que las cifras son bajas comparadas con México y otros países, no deja de ser preocupante que en Colombia se sigan asesinando a los periodistas.

“En términos de los países más mortíferos para ejercer el periodismo está Colombia. Colombia siempre ha estado entre el puesto 134, 130, 134 y, tanto el año pasado como este, Colombia se ubicó en el puesto 134″, agregó Fabiola León Posada, representante en Colombia de RSF, a Noticias Caracol.

Otro llamado de atención sobre los constantes hechos de violencia contra la prensa lo dio la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), en el marco de la conmemoración del Día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas.

La organización señaló que en el reciente informe de tendencias mundiales sobre seguridad de los periodistas de Unesco se registró una disminución del 20% en el número de asesinatos a periodistas entre el 2016 y 2020, comparado con el periodo entre 2011 y 2015.

Sin embargo, en Colombia esta tendencia -señala la FLIP- es contraria. “En los últimos cinco años fueron asesinados ocho periodistas en el país, mientras que entre el 2011 y 2015 fueron asesinados siete. Esto evidencia la violencia contra la prensa y la persistencia de los homicidios como la forma más severa de silenciamiento”, sostuvo.

De acuerdo con la FLIP, la impunidad en estos crímenes genera un “ambiente de permisividad” para que los violentos sigan agrediendo a la prensa “sin temor a consecuencias”. “En Colombia, entre 1938 y 2021 han asesinado a 163 periodistas por razones vinculadas a su oficio. En el 78.8% de estos casos no se ha proferido ninguna condena a los responsables y solo en uno de ellos, el caso de Orlando Sierra, se ha logrado una justicia plena”, indicó.

La organización manifestó que el caso más reciente se presentó el 19 de septiembre de este año, cuando el periodista Marcos Efraín Montalvo fue asesinado en Tuluá en hechos que aún no han sido esclarecidos, pero sobre los cuales, según la FLIP, “existen indicios suficientes para sostener que su homicidio está relacionado con las denuncias que realizaba”.

Según la FLIP, a pesar de que el Estado ha implementado estrategias para “avanzar en la investigación y sanción de los responsables de estos crímenes”, estas “han sido insuficientes y no analizan el fenómeno de la violencia de manera integral”.

Aunque se han tomado acciones por parte del Estado para seguir protegiendo la libertad de prensa en Colombia, las cifras preocupan, sobre todo a quienes ejercen su labor en las regiones alejadas de los cascos urbanos, ya que la seguridad es mínima en estos sectores y es donde los grupos ilegales tienen el control del orden público.