nación

Con golpes respondió una mujer a policía que le reclamó por colarse en el MIO

Ante los hechos, los compañeros de la uniformada intentaron con poco éxito separarlas.


Un hecho polémico se presentó en Cali, capital del Valle del Cauca, en el momento en que una vendedora informal extranjera arremetió a golpes contra una policía que custodiaba la estación Pampalinda del sistema integrado de transporte de Cali, MIO.

En el video quedó captado el momento en que la mujer encaró a la patrullera, para posteriormente lanzarse sobre ella y agredirla físicamente.

De acuerdo con el portal Tubarco News, el ataque tuvo lugar luego de que los policías que estaban presentes en la estación intentaran requisar a una vendedora ambulante de nacionalidad extranjera, luego que esta intentara colarse en el sistema de transporte público. Este hecho habría enojado a la mujer, quien atacó con puños a la uniformada y le haló el cabello.

Asimismo, un video publicado en la red social Twitter se muestra el momento en el que los compañeros intentaron, sin mucho éxito, separar a las dos mujeres.

Los hechos dejaron como consecuencia la detención de la agresora y de su hija, y ya están a disposición de las autoridades a la espera de una sanción.

Otros hechos violentos en el MIO

Más hechos similares han sucedido en este sistema de transporte, pues hace unas semanas un grupo de jóvenes que se subió a un bus del MIO en Cali, al darse cuenta de que no tenía suficiente dinero en la tarjeta para el pago, señaló al conductor, quien se negó a llevarlos si no cancelaban el respectivo pasaje, hecho que desencadenó una reacción agresiva por parte de dichas personas.

Según los testigos, los hombres arremetieron contra el bus y empezaron a amenazar tanto al conductor como a los pasajeros. Julián Beltrán, director de Blanco y Negro Masivo, empresa a la que estaba suscrito el bus, señaló que los delincuentes portaban armas cortopunzantes y desviaron el vehículo de su recorrido.

Fue hasta que el bus llegó a la zona cercana a la librería Atenas, en la carrera 6 con calle 11, que los jóvenes bajaron del bus. Tenía suficiente dinero en la tarjeta para el pago, señalaron al conductor, quien negó poderlos llevar, pero estos reaccionaron de manera agresiva.

Afortunadamente no hubo ningún ataque, pero los ciudadanos sí hicieron un llamado a la Policía Metropolitana para estar más pendiente en el centro de la ciudad y, sobre todo, de las paradas del sistema donde se recogen a los usuarios.

Inseguridad en la capital del Valle

Las cifras entregadas por la Policía Nacional sitúan un crecimiento de reportes en todas las regiones de Colombia durante 2021 (con corte al primero de octubre) en comparación con 2020. En un barrido rápido, en Antioquia hubo un aumento de 62 %; Chocó, 61 %; Risaralda, 60 %; Tolima, 52 %; Cundinamarca, 46 %; Valle, 31 %, y Atlántico 36 %.

La principal queja de los caleños corre por cuenta de los atracos de los denominados ‘motoladrones’, que son combos de entre tres y cinco motociclistas que abordan a sus víctimas en vía pública, establecimientos comerciales o en la espera del cambio del semáforo. Parecen no tener límites.

En los últimos meses, la capital del Valle fue protagonista de un cinematográfico intento de robo a una entidad bancaria en el centro de la ciudad, que terminó en una balacera de varias cuadras.

En Cali, según varios expertos en seguridad, hay dinámicas muy marcadas que contribuyen a una sensación de inseguridad generalizada. A las disparadas cifras de hurto, se suma el alto número de homicidios. Según el reporte entregado por la Secretaría de Seguridad, el año pasado –con corte al viernes 15 de octubre– se han registrado 1.006 asesinatos. En este mismo periodo, en 2019, hubo 878 decesos violentos y 847 durante 2020.

El secretario de Seguridad de Cali, Carlos Soler, aseguró hace varias semanas que parte de esta ola de homicidios en la ciudad se debe a que estructuras delincuenciales de Buenaventura, como los Chotas y Espartanos, se estarían trasladando a la capital del Valle para cometer ilícitos.