nación

Crisis en Buenaventura por corte de agua potable

La turbiedad en el río Escalerete tiene en alerta al distrito portuario.


La turbiedad en el río Escalerete de Buenaventura, Valle del Cauca, tiene en alerta al distrito portuario debido a las dificultades para potabilizar el agua. En este momento el suministro del líquido se está realizando, puerta a puerta, con carrotanques. No obstante, el agua no estaría llegando a toda la población.

En las últimas horas se llevó a cabo una visita, por parte de la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Buenaventura (SAAAB) y la Alcaldía del distrito portuario, con apoyo de las Empresas Municipales de Cali (Emcali), a la planta de tratamiento de Escalerete para buscar salidas a la problemática.

“Como hemos tenido cierre de bocatomas, no habrá normalidad en todo el sistema de distribución (del agua)”, dijo Tomás Cabezas, asesor de la SAAAB, tras la visita a la planta de Escalerete. El funcionario aclaró que, pese a la turbiedad, la planta se encuentra funcionando.

Las causas de la turbiedad siguen siendo desconocidas. Autoridades han dicho que podría tratarse de un derrumbe en el río Escalerete o minería ilegal en la zona. Desde la SAAAB dijeron que le corresponde a la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) verificar esta situación.

“Sin tener ese informe nosotros no podríamos determinar las medidas para que ese evento no se repita con tanta frecuencia y cuando se presente, mirar cómo se puede resolver”, expuso Cabezas, quien aclaró que este martes, 19 de abril, una comisión inició la verificación de las causas de la turbiedad. “El recorrido por el río Escalerete no es fácil y puede tardar hasta tres días”, añadió.

La situación es preocupante. De hecho, la Alcaldía de Buenaventura informó que dos centros hospitalarios, la Clínica Santa Sofía del Pacífico y el Hospital Luis Ablanque de la Plata, fueron abastecidos de agua por carrotanques. Cabezas asegura que hay suficiente agua potable para garantizar que “no habrá una emergencia sanitaria”.

Declaran calamidad pública

Debido a las dificultades para potabilizar y suministrar el agua del río Escalerete en Buenaventura, Valle del Cauca, autoridades decidieron decretar la calamidad pública en el distrito portuario. La turbiedad en el afluente, que podría ser producto de la minería ilegal, preocupa a la comunidad.

“Vamos a establecer cuál es la causa real de la turbiedad tan prolongada y actuar en búsqueda de una solución, lo que nos lleva a decretar una Calamidad Pública. Cabe resaltar que, en el marco de esta dificultad, tenemos un Plan de Contingencia para poder trasladar el agua a los barrios”, dijo al respecto Víctor Vidal, alcalde de Buenaventura.

En ese sentido, mencionó que, por medio de carrotanques, el distrito portuario buscará suplir el suministro de agua potable en la población afectada por las irregularidades en el abastecimiento del líquido.

Las autoridades prometieron un plan de contingencia para hacer frente a esta situación que afecta el suministro de agua potable. “En el momento se está realizando una verificación con autoridades ambientales del sector para definir si se trata de minería ilegal. A su vez, se le indicó a las autoridades realizar un sobrevuelo en ese sector para definir cuál es la causa de la turbiedad del río”, aseguró el secretario de Gobierno y Seguridad Ciudadana de Buenaventura, Jesús Hernando Rodríguez Perea.

Y añadió: “La preocupación de esta situación es que este río es el que abastece al acueducto de Buenaventura, el cual está presentando fallas en el servicio. Cabe resaltar que en días pasados se detectó que sobre la altura de la bocatoma se estaban realizando prácticas de minería ilegal, se realizó la verificación y no hubo vestigio de esta. Se va a realizar un operativo más profundo para verificar si se trata de minería ilegal o debido a un derrumbe”.