Home

Nación

Artículo

Distrito le pone la lupa al hurto de señales verticales de paraderos del SITP
Más de 2,2 billones de pesos al año deja como pérdidas para el Distrito el sistema del SITP en la ciudad. - Foto: Secretaría de Movilidad Bogotá

bogotá

Desde el Concejo de Bogotá advierten que el sistema del SITP está en quiebra; este es el panorama

En un debate de control político, los concejales también cuestionaron las deficiencias en la prestación del servicio.

Durante debate de control político en el Concejo de Bogotá, sobre los niveles de servicio y cobertura del SITP, la concejala Ana Teresa Bernal, de la bancada Colombia Humana UP, hizo referencia a los aspectos que colapsaron la movilidad en la ciudad.

Para la cabildante, la crisis de la malla vial secundaria, la precaria infraestructura de los paraderos del componente zonal, la pésima calidad del servicio, la insatisfacción ciudadana con el servicio público de transporte, la pérdida de la demanda de pasajeros y el déficit financiero de la operación de buses del componente zonal del SITP, hacen parte de la preocupante radiografía.

De la misma manera llamó la atención sobre el pésimo estado de la malla vial secundaria porque es sobre esta infraestructura vial que recae la operación y el servicio público de los buses zonales, hoy la ciudad se encuentra con el 54 % de la malla vial local en mal estado.

Para la concejala Ana Teresa Bernal, es paradójico que un modelo de transporte público basado en buses y que el distrito destine anualmente un promedio del 45 % del presupuesto de la ciudad a movilidad preste el servicio de transporte público en una infraestructura vial en un estado lamentable.

Bernal señaló que hoy la ciudad se encuentra en una quiebra financiera del SITP en sus dos componentes el troncal y zonal. Advirtió que este sistema integral de transporte público desde sus orígenes bajo el esquema de la concesión siempre ha arrojado pérdidas económicas para las finanzas del distrito, pues, hace más de una década, este sistema de concesión privada en detrimento del patrimonio público y la calidad del servicio de transporte público entró en crisis arrojando grandes pérdidas anuales en su operación, las cuales se cubren con el presupuesto público del distrito.

Durante el debate, la concejala también hizo referencia a que hoy el distrito no solo cubre con su presupuesto las pérdidas anuales por 2.2 billones que arroja el SITP sino que además su alto endeudamiento en los gobiernos de Peñalosa y Claudia López es para financiar una nueva infraestructura de troncales y un metro elevado diseñado para ser un alimentador del sistema de buses de TransMilenio,

En ese sentido, para la concejala Ana Teresa Bernal es importante no seguir hablando de la crisis del SITP o el déficit del Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), pues “hoy estamos ante la quiebra de un sistema de buses del SITP de los componentes troncal y zonal que afectan seriamente las finanzas del distrito”.

La Comisión del Plan del Concejo fue la encargada de debatir los niveles de servicio y de cobertura del Sistema Integrado de Transporte Público - SITP de la capital del país.

En su intervención, por su parte, la concejala María Fernanda Rojas denunció que existe una enorme inequidad social, que lleva a los ciudadanos a clasificar al SIPT como “clasista”, porque en una localidad como Usaquén existen 264 paraderos Tipo M1O (con techo), pero en Usme solo hay instalados 3 y en Ciudad Bolívar apenas 11. La cabildante cuestionó que en el sistema existan muchas rutas, con pocos buses y frecuencias muy demoradas.

A su turno, la concejala Lucía Bastidas, solicitó al Distrito estimular en los ciudadanos el uso del transporte público, no dejar guardados los buses en los patios y construir más troncales de TransMilenio.

Para la Cabildante, María Clara Name, es necesario incrementar la conectividad entre el transporte intermunicipal y el SITP, para mejorar los tiempos de desplazamiento de los Bogotanos que viven en los municipios aledaños.

El concejal Andrés Darío Onzaga, mostró su preocupación por el constante cambio de rutas que confunde a los ciudadanos y solicitó mejorar la accesibilidad para la población con algún tipo de discapacidad.

Por su lado, el concejal Martín Rivera planteó la necesidad de encontrar otras maneras de financiar el funcionamiento del sistema para poderle garantizar a los ciudadanos el acceso a un transporte público de calidad.

Al concluir las intervenciones de la Alianza Verde, el concejal Diego Laserna, afirmó que los buses zonales se demoran en pasar, simplemente por fallas en la programación por parte de los operadores.

Por la Administración Distrital, intervino el Gerente de TransMilenio, Álvaro Rengifo, quien anunció que entre noviembre y diciembre entrarán a operar 120 nuevos buses eléctricos que completarán toda la flota del sistema, brindando un promedio de 28 sillas por cada 100 pasajeros.

También afirmó que desde TransMilenio están promoviendo que se incluya en el Plan Nacional de Desarrollo, que las cámaras frontales de los buses, sirvan como evidencia en la imposición de multas por invasión de los carriles exclusivos o preferenciales y por parqueo en vía.