nación

El tocayo de Gustavo Petro no pudo estar en la posesión, pero envió un mensaje al país

Los dos hombres se conocieron virtualmente el año pasado.


En Brasil vive un hombre de aproximadamente 40 años de edad, de tez blanca y una poblada barba. Aunque todos estos parecen ser características de un hombre común, lo cierto es que no tiene nada de normal, pues gracias a su nombre no ha podido vivir una vida totalmente en paz: se llama Gustavo Petró.

Solo una tilde lo diferencia de Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá, exsenador de la Colombia Humana y hoy presidente de la República.

Petró es un hombre que vive en Brasil y dijo en su cuenta de Twitter hace un año: “Cómo desearía estar en Colombia ahora para ver el programa de Informantes. Quería ver el informe con @petrogustavo. Quien esté ahí, mira y dime lo que piensas”, trinó el brasileño.

Posteriormente, tras su victoria en las elecciones, Petró felicitó al nuevo mandatario de los colombianos en su cuenta de Twitter: “Felicitaciones por la victoria @petrogustavo”.

“Muy orgulloso y espero que tengas un excelente término. ¡Que cumplas todos tus anhelos de hacer mejor a Colombia!”, agregó.

Posteriormente, Petró anunció que el nuevo jefe de Estado lo había invitado a su posesión que se llevó a cabo este domingo 7 de agosto: “Les informo que Gustavo Petro me ha invitado oficialmente a su toma de posesión como presidente de Colombia”.

“No ha asumido y ya está cumpliendo sus promesas”, agregó en ese momento.

Sin embargo, no pudo asistir a la cita, por lo que este lunes envió un mensaje a su homónimo en su cuenta de Twitter.

“No pude estar en Colombia para la toma de posesión de Gustavo Petro. Quiero desear un gobierno maravilloso y pacífico, que el pueblo tenga mejoras en su vida y que Petro tenga una excelente presidencia. Te envío mi cariño desde lejos. Abrazos, Colombia”, aseguró.

Vale la pena recordar que durante su encuentro virtual en 2021 con el ahora presidente de Colombia, insistió en que estaba cansado de recibir cientos de mensajes en los que, equivocadamente, lo culpan de todo lo que pasa en Colombia, mensajes provenientes de personas que quieren referirse realmente al exsenador, tuvo un amistoso encuentro con su homónimo a través de una llamada virtual.

Mucho gusto conocerte, Gustavo… señor Petro, perdón. Debe ser muy duro ser usted”, empezó saludando el brasileño que, contrario al exalcalde de Bogotá, se mantiene lejos de la política de su país y muy cerca del periodismo de tecnología y los videojuegos, además de su pasión por el fútbol.

La reunión continuó contando varias anécdotas, como por ejemplo un curioso seguidor que tiene el brasileño Petró y se trata del expresidente de Estados Unidos Barack Obama. Petró aseguró que tiene este seguidor en sus redes sociales, porque Obama lo confunde realmente con el aspirante presidencial.

“De pronto a él le gustan los videojuegos”, respondió entre risas el congresista, y continuó: “Habría que enviarle un mensaje, porque yo sí quisiera que Obama me siguiera”.

Petro no desaprovechó para meterle política a la conversación y manifestó: “Usted está sufriendo lo que yo sufro todos los días. A usted lo deben haber amenazado de muerte, deben haberle dicho groserías de las peores que se pueden escuchar. […] Tenemos una división del trabajo, a usted le mandan los malos [comentarios] y yo me quedó con los buenos”.

Asimismo, el entonces senador le preguntó a su tocayo sobre sus inclinaciones políticas y, aunque él evitó decir si era de derecha o izquierda, se proclamó progresista, cosa que le gustó al líder de la Colombia Humana. El político, quien había asegurado en varios escenarios que ganaría las elecciones, por lo que invitó al brasileño a su “posesión”.

Noticias relacionadas