polémica

El Watergate criollo: los detalles inéditos de la microcámara hallada en la sede de Federico Gutiérrez

Las autoridades confirmaron que la campaña de Federico Gutiérrez era espiada. SEMANA revela lo que ocurrió y las implicaciones penales de este hallazgo.


En una oficina ubicada en el quinto piso del sector de El Poblado, en Medellín, manos criminales lograron instalar un micrófono con cámara incluida, en medio del fragor de la disputa electoral. Es una de las sedes de la campaña a la presidencia del candidato por el Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez. ¿Pero cómo lograron hacer esta infiltración? SEMANA revela los detalles de esta movida con tintes delictivos, un hecho escandaloso que acabó de agitar la ya convulsa contienda.

En principio, desde diferentes sectores trataron de bajarle la caña al preocupante hallazgo, señalando que lo encontrado no era más que un balasto de una lámpara de la oficina. Pero rápidamente la realidad se puso sobre la mesa con la confirmación del propio ministro del Interior, Daniel Palacios, y la ratificación del director de la Policía, general Jorge Luis Vargas.

La palabra infiltración citada por uno de los hombres de la campaña de Gustavo Petro, el abogado Miguel Ángel del Río, retumbaba en la campaña de Fico y no iban a dejarlo así. Por tanto, se dieron a la tarea de solicitarles a las autoridades una profunda inspección a varias sedes del candidato del Equipo por Colombia.

Durante horas revisaron palmo a palmo todos los rincones de las distintas oficinas de ese piso, que funciona como sede administrativa, a donde asiste especialmente el gerente de la campaña. En una lámpara en el techo se encontraba el dispositivo electrónico. Fue camuflado en el balasto por una razón, que explican los expertos: con este aparato se regulaba la energía del equipo de espionaje para que funcionara de forma continua sin descargarse.

Tan grave es el hecho que, al encontrar evidencias suficientes, la Fiscalía abrió una investigación, apoyada por la Policía Judicial, y las primeras conclusiones del análisis forense las expresó el general Vargas: “Se recolectó un dispositivo electrónico con un sistema integrado de microcámara, y una tarjeta SD que podría permitir la grabación”.

El elemento descubierto fue embalado, sometido a cadena de custodia, y es analizado por los investigadores de la Fiscalía. SEMANA conoció que las primeras conclusiones señalan que se trata de un “dispositivo en perfecto uso y estado para audio y video”. Al parecer, en la tarjeta ya tenía información, que está siendo extraída.

La tecnología del diminuto aparato es clave, pues no solo le permitía guardar la información, sino que aparentemente tenía la capacidad de transmitirla en línea y en tiempo real.

¿Pero por qué era importante esta oficina en El Poblado? Porque este es uno de los principales centros de operaciones de la campaña de Fico. Allí se discuten temas administrativos, es decir, de dinero, y se trazan algunas de las principales estrategias.

El hecho de haber encontrado este aparato no le devolvió la tranquilidad a la campaña del Equipo por Colombia, pues ahora tratan de determinar quién logró “infiltrarlos” y de qué manera pudieron llegar hasta estas oficinas sin despertar sospechas y con tiempo suficiente para camuflar en el techo el dispositivo.

En este momento, las autoridades se han dado a la tarea de verificar cámaras del circuito cerrado del edificio y tomar declaraciones del reducido grupo de personas que puede tener acceso a este lugar. El candidato Fico está en correría por el país, pero se refirió al tema: “Eso es una actividad ilegal y yo dejo ya en manos de las autoridades toda esa investigación. Pero qué campaña tan sucia y tan cochina”.

La referencia del candidato va más allá del micrófono encontrado. También en la Unidad Nacional de Protección recibieron información sobre intimidaciones en la región de Urabá, que se suman al panfleto en el que lo amenazan de muerte, firmado por “las águilas negras”. La campaña está en máxima alerta.