nación

Envían a la cárcel a sacerdote señalado de abusar a un monaguillo en Soacha

La Fiscalía General le imputó el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.


Un juez de control de garantías ordenó enviar a la cárcel a un sacerdote señalado de abusar sexualmente de un monaguillo en una iglesia en Soacha (Cundinamarca). En la investigación se señaló que el ahora procesado había hecho diferentes acciones en contra del menor de edad.

Al parecer, el sacerdote sentaba en sus piernas al monaguillo y procedía a hacer tocamientos indebidos. Todo esto aprovechándose de su posición en la sociedad y la fuerza.

Una prueba recolectada indica que para engañarlo el sacerdote le decía al menor que esas cosas eran normales entre los amigos, con el fin de que no lo denunciara ni le contara a nadie lo que ocurría.

El procesado habría aprovechado la confianza que le tenía a la familia de la víctima con el propósito de hacerle invitaciones a realizar diligencias personales, pero con el presunto interés de abusarlo sexualmente.

La Fiscalía General informó en un comunicado de prensa que se documentó el caso con entrevistas, búsqueda en bases de datos y la valoración médicolegal al afectado.

El sacerdote procesado era el líder de un centro religioso, por lo que aprovechó el libre ingreso y movilidad para realizar los acosos sexuales al menor de edad.

El caso de Carlos José Carvajal Galvis

En enero pasado el país se conmocionó por la historia de una menor de 13 años que fue abusada sexualmente por el sacerdote Carlos José Carvajal Galvis, encargado de la Iglesia La Inmaculada, en Córdoba, Montería.

Los hechos se presentaron en el municipio de San Bernardo del Viento, luego de que una menor de 13 años fuera llevada a urgencias por un fuerte dolor abdominal y, tras los exámenes realizados, los médicos se dieron cuenta de que había sido abusada sexualmente.

Según el dictamen de los médicos, la menor tuvo un “rompimiento de la matriz, lo que le ocasionó un dolor y sangrado constante”, luego de haberse realizado el aborto. Al parecer, el abuso de esta joven habría sucedido en 2021, sin embargo, se conoció por el estado de salud que le habría causado la interrupción del embarazo.

De acuerdo con lo relatado por la víctima a la Fiscalía, fue citada por Carvajal para entregarle, supuestamente, una bata que ella debía usar para cumplir con sus funciones en la iglesia. Los hechos se habrían presentado en la casa cural.

Luego que se conociera esta historia, las autoridades emitieron orden de captura contra el sacerdote Carlos José Carvajal Galvis, quien es buscado tras huir de un centro médico al que fue remitido después de un fallido intento de suicidio.

Monseñor Ramón Alberto Rolón, encargado de la Diócesis de Montería, rechazó tajantemente los hechos. “Lo que hizo el padre, si lo hizo de esa manera, como se presenta. Es una niña de 13 años, se sabe que es una violación. Es un delito y lo reconocemos”.

Frente a la evidencia monseñor Rolón dijo que “nuestra tolerancia es cero. El don de la vida es de Dios. La consternación es mayor al saber que fue de esa manera, hay un sentimiento de rechazo al saber que uno de los miembros de la comunidad diocesana sacerdotal cometió ese hecho contra esa niña que está sufriendo como está sufriendo su familia”.