Home

Nación

Artículo

Audiencia pública sobre canal del Dique en el Teatro Adolfo Mejía de Cartagena.
Las decisiones de la JEP están trayendo desconfianza entre las víctimas del conflicto armado - Foto: Captura de vídeo JEP

nación

Familiares de policías asesinados por las extintas Farc se quieren retirar de la JEP, aseguran que el Estado no los tiene en cuenta; “es una pantomima” afirman

Todo esto a raíz de las sanciones irrisorias que puso la JEP a los ex - Farc por el secuestro de los diputados del Valle en 2002.

Recientemente, la Sala de Reconocimiento de Verdad, Responsabilidad y Determinación de los Hechos y Conductas de la Justicia Especial para la Paz (JEP) recomendó que la sanción para los exjefes de la antigua guerrilla de las Farc por el delito del secuestros de los diputados del Valle en 2022 ronde los cinco a ocho años.

“El rol de cada uno variará según el proyecto asignado, ya que es muy posible que para alcanzar la ejecución de sanciones de cinco a ocho años se deban desarrollar varios proyectos que deberán ser delimitados y financiados anualmente, por lo que la delimitación a detalle por parte de los roles de cada compareciente resulta infructuosa”, señaló uno de los apartes de la resolución.

Por esa razón, familiares de los diputados del Valle que fueron asesinados por las extintas Farc mostraron su preocupación y decepción ante las decisiones que se evidenciaron en dicha resolución.

Ante esto, otros familiares de policías que fueron asesinados por las extintas Farc también se mostraron preocupados por la decisión de la JEP e incluso, en entrevista con SEMANA, afirmaron que desean retirarse de este organismo especial ya que no los tienen en cuenta.

“A nosotros nos dejan por fuera. Varios compañeros presentamos los informes en la JEP a fines del año pasado, fuimos incluso hasta el Centro de Memoria Histórica de Bogotá y los entregamos pero vamos cumpliendo el año y nadie nos ha llamado a caracterizar. Incluso, nosotros estábamos dentro de una Fundación que armó una señora, mamá de un soldado asesinado, junto a otras madres y gente de otros lados, de otras ciudades que están dentro de la Fundación, a ellos los llamaron ya, pero a nosotros nos dejaron por fuera”, afirmó a SEMANA la esposa de un policía asesinado por el frente 30 de las extintas Farc y que habló de manera anónima. “Con ellos uno no sabe a qué atenerse”, argumentó para no dar su nombre.

Además, al igual que los familiares de los diputados del Valle que fueron secuestrados, quieren saber sí es posible llevar su caso a instancias internacionales, ya que no creen en la JEP.

“Lo que nosotros vemos y es lo que me pregunto, es por qué sí hay uniformados en la cárcel y por qué nosotros seguimos esperando. Me gustaría saber con alguien que supiera de leyes, si nosotros podemos ir directamente a los estados internacionales o eso nos perjudicaría a nosotros como tal [...] Somos varios los que estamos en las mismas. A nosotros el estado no nos reconoce como víctimas, porque ellos son de un régimen especial, fuimos a la JEP y pasa el tiempo y con nosotros tampoco nada ocurre, mientras que sí vemos militares en la cárcel por cuenta de los falsos positivos. Entonces, ¿qué es el cuento de la JEP, o eso de la Paz Total? Es una pantomima más. Resultaron los guerrilleros como buenos y los uniformados como malos”, recalcó la mujer víctima del conflicto armado.

Juan Camilo Sanclemente, presidente de la Fundación Defensa de Inocentes y abogado experto en derecho internacional, hizo un llamado a la víctimas que se han visto perjudicadas y burladas por las decisiones de la JEP. “Las Farc no han sido capaces de decir la verdad y ahora los premian con penas extra murales, continuando con estar con los beneficios de estar en el Congreso de la República. Invito a la víctimas a que se retiren de la JEP, que no se presten para más burlas, no hay justicia ni verdad plena, ni reparación”, dijo al programa La Noche de NTN24.

Las decisiones tomadas por la JEP están trayendo desconfianza entre las víctimas, quienes no se están viendo representadas por esta justicia. ¿Acudirán el llamado de Sanclemente e irán a instancias internacionales?