congreso

¿Hasta cuándo podrán los bancos seguir haciendo llamadas de cobranza fuera del horario laboral?

Un proyecto de ley que busca prohibir esta práctica se tramita en el Congreso, pero se empezó a enredar.


Hace algunos días se anunció con bombos y platillos el avance, en segundo de cuatro debates en el Congreso, del proyecto de ley ‘dejen de fregar’, que busca prohibir a los bancos hacer llamadas para cobranzas fuera del horario laboral.

Al proyecto de ley, de autoría del representante conservador Juan Carlos Wills, se le denominó ‘dejen de fregar’, porque hay bancos, instituciones financieras y call center que llaman a cualquier hora del día. Cerca de 15 millones de deudores resultarían beneficiados.

Como era de esperarse, la aprobación de esta iniciativa, en segundo de cuatro debates, generó expectativa porque significaría el fin de la pesadilla que viven muchos usuarios con las cobranzas.

Sin embargo, SEMANA conoció que la iniciativa se empezó a embolatar y aún faltaría bastante tiempo para que esta norma se convierta en realidad.

Todo se debe a los tiempos que se manejan en el Congreso. El reglamento del Legislativo indica que cuando un proyecto pasa de una cámara a la otra, como es este caso, se deben esperar mínimo 15 días para ponerlo nuevamente en consideración y si pasa de la comisión a Plenaria, hay que esperar otros ocho días.

Es decir, para ser aprobado este semestre, el proyecto necesita mínimo de tres semanas, pero el Congreso de la República sale a vacaciones el 20 de junio. Lo que indica que la iniciativa debe esperar hasta después del receso legislativo para ponerla nuevamente en consideración.

Sin embargo, hay que recordar que el 20 de julio se posesionan los nuevos congresistas. Y ahí es prácticamente barajar y volver a empezar, pues los nuevos parlamentarios llegan con sus propias propuestas.

En pocas palabras, aún deben pasar varios meses para que los colombianos puedan ver el fin de las llamadas de cobranza fuera del horario laboral.

Mientras tanto, deben seguir soportando estas llamadas a cualquier hora, un hecho que, según el proyecto, lleva a que muchos ciudadanos empiecen a tener problemas de tipo psicológico.

La idea del proyecto, según explicó el congresista Wills, es que las llamadas de cobranza únicamente puedan hacerse de lunes a viernes, de ocho de la mañana a seis de la tarde.

Además, el congresista aclaró que este proyecto nada tiene que ver con que los colombianos evadan sus responsabilidades financieras, pero sí que haya un respeto en las horas en que llaman.

El documento indica que la norma “busca proteger el derecho a la intimidad de los consumidores financieros, durante las horas inhábiles, los fines de semana y días festivos, restringiendo los contactos a través de mensajes de texto, mensajes de datos, llamadas telefónicas, correos electrónicos y similares”.

El texto estipula también que las referencias puestas por el usuario, el codeudor y deudor podrán ser contactados hasta después de 30 días de entrar en mora, y no al día siguiente, como sucede actualmente y también en los horarios mencionados.