nación

Karina, la primera excomandante de las Farc que será condenada por Justicia y Paz

La excomandante guerrillera se entregó a las autoridades en noviembre de 2007. Su condena será bajo la normatividad de Justicia y Paz que fue creada para paramilitares.


Para este miércoles 11 de mayo quedó programada la audiencia en la cual se conocerá la condena en contra de la excomandante guerrillera de las Farc, Elda Neyis Mosquera, más conocida como Karina, por su responsabilidad en varios delitos ejecutados durante el conflicto armado colombiano.

El fallo se leerá después de que Karina y otros nueve comandantes de las Farc reconocieran su responsabilidad en una audiencia concertada “de la temática de violencia generalizada contra líderes sociales, sindicalistas, defensores de derechos humanos, miembros y simpatizantes de la Unión Patriótica (UP) por su ideología política”.

El magistrado de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Antioquia avaló la solicitud de aceptación de cargos de los comandantes de las Farc y fijó la audiencia en la cual se emitirá la lectura del fallo.

El proceso judicial inició en agosto de 2020, cuando la Fiscalía General acusó formalmente a varios exintegrantes de la guerrilla de las Farc. Tras un extenso trámite los postulados reconocieron su participación en todos los hechos citados por el ente investigador.

Entre los postulados se encuentran Antonio de Jesús Serna Durango, José Absalón Zamudio Vega, Jorge Daniel Aguilón Ruíz, Édgar Hurtado Uribe, Marco Fidel Giraldo Torres, Ricardo López Lora, Óscar José Ospino Pacheco, Pedro Antonio Aristizábal, Guillermo de Jesús Acevedo Mejía y Armando Rafael Mejía Guerra.

Esta será la primera condena en contra de los exintegrantes de las Farc en Justicia y Paz, la cual fue creada en 2005, después del proceso de desmovilización de las estructuras paramilitares en todo el país durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

En esta ley se fijó una pena máxima de ocho años de prisión para los postulados que aceptaran su responsabilidad en los cargos. Sin embargo, en un principio, esta justicia transicional únicamente cobijaba a los integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El prontuario de Karina

Elda Neyis Mosquera, comandante del frente 47 de las Farc, se desmovilizó el 14 de noviembre de 2007, después de un bombardeo ejecutado por la Fuerza Aérea en la vereda Los Planes, municipio de Sonsón en Antioquia.

En la acción militar fueron abatidos tres guerrilleros, entre los que se encontraba su jefe de seguridad. Con los operativos continuos en la zona y la constante disminución de sus hombres, la temida jefa guerrillera, señalada de haber ordenado todo tipo de crímenes en la región, se desmovilizó.

No les dijo nada a los hombres que la custodiaban, solamente manifestó que tenía que “revisar” unos temas. Guardó todas las armas que tenía la estructura, solamente mantuvo lo necesario y buscó a las autoridades en compañía de alias Michín, su pareja sentimental.

La mujer temía ser traicionada por sus hombres para que reclamaran la millonaria recompensa que estaban ofreciendo por información que permitiera su captura. Igualmente, les pidió a los agentes del DAS y a los soldados que la esperaban en las montañas de la vereda Santa Rosa, de Argelia, que le respetaran su vida.

Además, pidió encarecidamente que le permitieran tener nuevamente contacto con su hija. Karina tenía un extenso prontuario relacionado con atentados en contra de la población civil y la fuerza pública, extorsiones, minería ilegal, secuestros, entre muchísimos otros.

En 2009 fue designada por el Gobierno como gestora de paz, adelantando contactos para la desmovilización, reintegro a la vida civil y entrega de armas de otros guerrilleros.