Home

Nación

Artículo

Gustavo Petro
Le llueven críticas a Gustavo Petro por oponerse a proyecto que crearía la Región Metropolitana de Bogotá. - Foto: guillermo torres-semana

política

Le llueven críticas a Gustavo Petro por oponerse a proyecto que crearía la Región Metropolitana de Bogotá

Varios congresistas cuestionaron al senador luego de que dijera que la iniciativa propiciaba el “volteo de tierras”. Dicen que Petro hace una política que no es constructiva.

En el Congreso de la República se adelantó este martes un debate del proyecto de acto legislativo que crearía la Región Metropolitana de Bogotá para que la capital, junto con los municipios aledaños, se pueda unificar con el fin de tener una mayor integración que daría diferentes beneficios a los ciudadanos de la capital y de las comunidades cercanas.

Petro se opuso rotundamente al proyecto. Dijo que va en contra de la Constitución porque supuestamente no se consultó a la ciudadanía, entre otras quejas que lo llevaron a presentar una proposición de archivar el proyecto. “Están construyendo un monstruo antidemocrático en el centro del país”, aseguró el líder de la Colombia Humana.

Para el senador, con el proyecto se le daría un poder superior al alcalde mayor de Bogotá sobre los mandatarios locales de los municipios. Además, dice que se crearía una agencia de tierras que, según él, el único objetivo sería construir alrededor de la ciudad y urbanizar la sabana de Bogotá. “Hay un negocio superior a la cocaína hoy en Colombia, es el negocio de voltear las tierras que se hace y se llama así porque es ilegal, pero que aquí se va a legalizar”, comentó Petro.

El comentario no le gustó a varios, entre ellos a la senadora Paloma Valencia, del Centro Democrático, quien comentó que quedó “espeluznada” con la intervención de Petro. “Es muy grave que diga que la Región Metropolitana es para facilitar el volteo de tierras; hágame el favor, todo lo contrario”, aseguró la senadora.

Dice que el proyecto de región metropolitana lo que pretende es que se puedan hacer inversiones en los municipios de Cundinamarca y que pueda haber una unidad con Bogotá entendiendo no solo el avance de la capital, sino de todo el departamento.

“No puedo aceptar que se diga que quienes estamos participando en la aprobación de este proyecto nuestro interés es el volteo de tierras. Porque todo lo contrario, senador Petro, aquí lo que hemos hecho es precisamente generar una normatividad que proteja la planeación urbana de la región y que evite el volteo de tierras del cual todos estamos espeluznados”, agregó la senadora del Centro Democrático.

Valencia también le criticó a Petro que dijera que ese proyecto busca que TransMilenio se expanda por toda la región y que ahí hay un negocio. “Lo que quiere (el proyecto) es que los municipios donde viven colombianos que vienen a trabajar a Bogotá puedan tener inversión y podamos conectar la ciudad región para que la gente pueda tener derecho a la movilidad”, cuestionó la precandidata.

Lo más llamativo es que no solo molestó a sectores de la derecha que siempre se enfrentan a las ideas del líder de la Colombia Humana, sino que congresistas que son de oposición también lo cuestionaron. Juanita Goebertus lo criticó por el mismo discurso en el que dijo que el proyecto propiciaba el “volteo de tierras”.

“Nada ha propiciado más el volteo de tierras que el deterioro de la estructura ecológica principal, la manera en la cual hemos destrozado la sabana de Bogotá, que la ausencia de una figura que nos permita planear de manera articulada y con visión de largo plazo el ordenamiento de este territorio”, aseguró la congresista.

Dijo que los problemas de la región no se solucionan con peleas de egos, de administraciones de una u otra corriente política. “Fue esa pelea la que justamente nos tiene hoy en el desastre ambiental que tiene la sabana”, afirmó Goebertus.

Por otro lado, el representante José Daniel López se unió a las críticas contra Petro diciendo que hay visiones de hacer política, una de “no dejar hacer y no dejar pasar”. “La política no entendida como construcción y transformación o ejecutoria, sino la política entendida como negación, prohibición de cualquier alternativa de cambio”, mencionó López.

Dice que la otra visión, de quienes defienden la Región Metropolitana, es de quienes entienden que en medio de las diferencias políticas debe ser un medio para resolver los problemas colectivos de la ciudadanía.

“Acá el senador Gustavo Petro decía que uno de los peores contenidos de este proyecto es la creación de la autoridad única de transporte, y debo decir que aunque no me sorprende que lo diga, porque es justamente la política de la negación, de la parálisis, uno de los elementos que más le sirven a la ciudadanía es justamente la creación de una autoridad única de transporte”, aseguró López, quien considera que esto le ayudaría a quienes viven a las afueras de la capital.

López considera que otra de las ventajas del proyecto, por ejemplo en este momento de crisis de inseguridad en la capital, sería precisamente que la Policía conjuntamente pueda patrullar toda la región y que los delincuentes no se puedan excusar en los límites que establece la justicia por las jurisdicciones territoriales. “El mejor medio para prevenir el volteo de tierras es la Región Metropolitana”, afirmó el congresista de Cambio Radical.

Edward Rodríguez, del Centro Democrático, reaccionó al discurso de Petro diciendo que en el Plan de Desarrollo del exalcalde de Bogotá se planteó la misma idea. “Esto no es de hoy porque tengamos cálculos o caprichos políticos”, aseguró Rodríguez.

El representante César Lorduy comentó que la propuesta recoge lo que en muchas audiencias han expresado los ciudadanos sobre el proyecto y que, por lo tanto, no procedería la crítica de Petro de decir que no se consultó previamente con los bogotanos y quienes viven a su alrededor. “Aquí hay cosas que se han dicho que desde el punto de vista jurídico no son ciertas”, criticó Lorduy.

Finalmente, la proposición de archivo de Petro no prosperó con 4 votos por el ‘sí’ y 14 por el ‘no’ en Senado. En el caso de la Cámara esta quedó 3 por el ‘sí’ y 32 por el ‘no’. El proyecto sigue su trámite en el Congreso.