nación

Medidas en Bogotá 11 de mayo: qué se puede hacer y qué no tras las medidas anunciadas por Claudia López

Tenga en cuenta que no cumplir con las medidas puede conllevar sanciones.


Tras culminar la reunión de este lunes con el Comité Epidemiológico liderado por la alcaldesa Claudia López y el Ministerio de Salud, se adoptaron nuevas medidas para la capital del país con las que buscan una vez más contener el contagio de coronavirus en Bogotá, así como el incremento de la ocupación de las UCI, que a la fecha ya registra un 96 %, siendo esta la cifra más alta registrada en la ciudad.

Es así que, de acuerdo con las medidas anunciadas este lunes por la Alcaldía de Bogotá, en las que además del toque de queda nocturno se mantiene con modificaciones la ley seca, es importante que los ciudadanos tengan presente qué otras restricciones habrá y qué actividades se podrán desarrollar sin temor a infringir las medidas.

Al igual que en las anteriores oportunidades, la restricción a la movilidad determinada por el toque de queda nocturno, además de limitar la salida de las personas a la calle sin un motivo estrictamente necesario y que no corresponda a las excepciones establecidas, exige que los establecimientos comerciales que no presten un servicio de primera necesidad no puedan operar fuera de estos horarios.

En ese orden de ideas, y según lo explicado por la mandataria, a partir de la fecha la restricción nocturna rige de 11 p. m. a 4 a. m. del día siguiente, es decir, nadie dentro de estos horarios podrá circular por la ciudad sin un motivo autorizado.

Bajo ese contexto, todo establecimiento puede prestar servicio máximo hasta las 10 p. m.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que se mantiene la ley seca, los bogotanos deberán tener presente que a diferencia de las anteriores semanas, esta vez la medida regirá desde las 10:00 de la noche hasta las 4:00 de la mañana y no durante todo el día. Eso quiere decir que podrán comprar y vender bebidas alcohólicas durante el resto del día sin inconvenientes.

Durante el tiempo de restricción solo se podrá comprar bebidas embriagantes y alcohólicas a través de domicilios.

Sobre las actividades que se pueden realizar, la alcaldesa también anunció el retorno gradual, progresivo y seguro a las instituciones académicas, motivo por el que los diferentes centros educativos podrán coordinar el regreso de las clases presenciales bioseguras desde este martes 11 de mayo.

Cabe recordar que desde la semana pasada, la mandataria local anunció la suspensión de la cuarentena general que se estaba llevando a cabo los viernes hasta la madrugada de los lunes, motivo por el que los bogotanos desde este fin de semana que acaba de concluir pueden asistir a gimnasios, iglesias, negocios de metalmecánica, servicios de lavandería, papelerías, casinos y en general todos los centros de comercio que presten servicios que no sean de primera necesidad, solo teniendo en cuenta que todos, sin excepción, atenderán hasta las 10 p. m.

Asimismo, actualmente Bogotá no cuenta con las restricciones por pico y cédula, que indica que, según el último dígito de la cédula, no se permite el ingreso a establecimientos abiertos al público para realizar actividades como la adquisición y el pago de bienes y servicios, la compra de cualquier producto al detal y al por mayor, los servicios bancarios, financieros y notariales, la atención al ciudadano en entidades públicas y prestación de otro tipo de servicios.

Eso quiere decir que los capitalinos podrán ingresar sin restricción alguna a los establecimientos comerciales, realizar los trámites notariales, diligencias bancarias y atención al ciudadano en entidades públicas, sin importar qué día de la semana es.

Finalmente, la alcaldesa reconoció que el paquete de medidas se hace insuficiente tras haberse roto el pacto de autocuidado desde hace dos semanas cuando se iniciaron las manifestaciones en Bogotá, pero insiste a la ciudadanía a que sigan manteniendo las mismas, entre ellas el constante lavado de manos, el porte y uso adecuado del tapabocas, mantener el distanciamiento social y evitar reuniones con personas de las que se desconoce su cuidado frente a la enfermedad.

Hay que recordar que el incumplimiento de estas normas acarrea sanciones económicas, así como el cierre de los establecimientos comerciales que no cumplan con la prohibición de la venta de licor durante el toque de queda u operar fuera de los horarios permitidos.