nación

Pobladores arrebatan cuerpos de disidentes de las Farc al Ejército en Cauca

En operaciones militares murieron cuatro presuntos delincuentes, que harían parte de la estructura Carlos Patiño.


“Durante la operación a dos de los neutralizados no fue posible realizarles su proceso de identificación como tampoco los actos urgentes por parte de funcionarios de policía judicial, ya que bajo el delito de asonada fueron arrebatados por parte de algunas personas, quienes se los llevaron con rumbo desconocido”. Esta fue la denuncia pública que hizo el Ejército, sobre la acción de la comunidad que protegió los cuerpos sin vida de dos presuntos integrantes de las disidencias de las Farc, que murieron en una operación militar.

La violencia contra la Fuerza Pública, en un acto que más parece complicidad de algunos pobladores con los miembros de las disidencias, “integrantes de la comunidad, mediante asonada, de forma violenta y agrediendo con elementos contundentes a la Fuerza Pública atentaron contra su integridad, oponiéndose al cumplimiento del procedimiento legal que allí se iba a realizar. Ante esto, y para evitar cualquier tipo de confrontación con la población y salvaguardar los derechos humanos, las unidades se retiran del sector”, señalaron desde el Ejército.

Según la información entregada por el Ejército, en zona rural del Tambo, en el Cauca, se ejecutó una acción armada por parte de uniformados, quienes ubicaron a cuatro presuntos integrantes de las disidencias de las Farc, del frente Carlos Patiño. Según la institución militar, en luego de desarrollada la operación militar cuatro personas murieron, entre ellas alias Juan Carlos, quien es un importante integrante de la mencionada estructura.

De acuerdo con el Ejército, su importancia se debe a que sería el responsable de varias acciones criminales en la región. “De acuerdo con informaciones, alias Juan Carlos es señalado de estar vinculado a esta organización por un tiempo aproximado de 16 años, y sería el autor material y responsable de tres asesinatos en el municipio de El Tambo, en 2021, entre ellos, de un menor de edad. Así mismo, se presume que este sujeto participó en ataques contra la Fuerza Pública en diferentes asonadas durante los años 2020 y 2021″, indicó el Ejército.

Agregó la institución que “dentro de la organización, sus acciones criminales estarían enfocadas a las amenazas hacia la población civil, finanzas ilícitas producto de extorsiones y el reclutamiento de menores de edad. Este hombre, quien tenía como zonas de influencia las veredas La Paloma, Baraya, Tamao, Madroño, Pueblo Nuevo, Los Ángeles, Pandiguando y Cuatro Esquinas, del municipio de El Tambo, tenía orden de captura por los delitos de concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado, amenazas, entre otros”.

Sobre la acción de los comandos del Ejército se conoció que el hecho se produjo en la vereda Baraya, zona rural del municipio de El Tambo, Cauca, hasta donde llegaron las tropas guiadas por información de inteligencia militar que daba cuenta de la presencia de estos presuntos disidentes. “Allí intentaban esconderse de las diferentes acciones que viene desplegando la Fuerza Pública en la zona, para afectar las redes logísticas y criminales de los diferentes grupos ilegales”, explicó el Ejército.

De igual manera, señaló que “en el lugar de los hechos fueron incautados dos fusiles, una granada, dos pistolas, material de comunicaciones, al igual que munición y proveedores de diferente calibre, los cuales fueron puestos a disposición de la autoridad competente”.

Es de destacar que en las dos últimas semanas, esta es la tercera asonada que se presenta por parte de pobladores contra las acciones de la fuerza pública. Los dos casos anteriores se presentaron en Vista Hermosa, Meta, y Tumaco, Nariño. Para Vista Hermosa, según el Ejército, comunidad impidió que se ejecutara un operativo contra alias Picotón, un importante sujeto que responde a las órdenes de Gentil Duarte.

“En el lugar de los hechos se logró incautar importante material de guerra y comunicaciones que pertenecería a la comisión de alias Picotón, jefe de finanzas de ese Gaor, y hombre de confianza de alias Gentil Duarte; también, al parecer, sería el encargado del manejo de economías ilícitas en esta región del país. Con este material incautado, se pretendía atentar contra la Fuerza Pública y la población civil”, denunció el Ejército.

Para el caso de Tumaco, los hechos se presentaron en zona de frontera con Ecuador, en donde cerca de 1.000 pobladores, según el Ejército cercaban a las tropas para evitar acciones contra las disidencias.