protestas

Preso de La Picota transmitió en vivo los disturbios ocurridos en la noche del miércoles

La Policía afirmó además que el preso estaba dando órdenes a los manifestantes para dañar el sistema TransMilenio y atacar a los uniformados que estaban controlando los desmanes.


La Policía de Bogotá informó que, desde la cárcel La Picota de Bogotá, se realizó una transmisión en vivo en redes sociales de los enfrentamientos que se presentaron en la noche del miércoles 5 de enero en el sector de Molinos, en el sur de Bogotá.

De acuerdo con las autoridades, se trata de un preso conocido como alias 19, que pertenece a la llamada primera línea y que habría realizado la transmisión en vivo no solo mostrando lo que estaba sucediendo sino también impartiendo órdenes a los manifestantes sobre cómo afectar el sistema de transporte y a los miembros del Esmad que trataban de controlar las protestas.

“Detectamos que un delincuente conocido como alias 19, que se encuentra desde julio en la cárcel La Picota por participar en los actos vandálicos en el Portal de las Américas, realiza un en vivo para darle instrucciones a algunos marchantes”, dijo el general Eliécer Camacho, comandante de Policía de Bogotá, citado por la emisora Blu Radio.

El comandante aseguró que se le informará al Inpec sobre el accionar del preso que dice ser integrante de la primera línea, con el fin de que se investigue cómo se da la transmisión de los hechos dentro del establecimiento penitenciario y si no hay un control sobre este tipo de episodios.

Por otra parte, autoridades informaron que se logró la captura de una persona que estaría participando en los desmanes así como la aprehensión de una menor de edad a la cual se le restablecieron sus derechos.

Además, el comandante de la Policía aseguró que, en medio de las protestas, se lanzaron varios objetos contundentes contra los uniformados pero, afortunadamente, ninguno salió herido. Sin embargo, se reportó que una menor de edad que iba caminando con su mamá por el sector resultó herida en la cabeza en medio de los desmanes.

Desmanes en la noche del miércoles

Una batalla campal se vivió en la noche de este miércoles en el sector de Molinos, en el sur de Bogotá, entre jóvenes de la primera línea y uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), luego de que una protesta que se adelantaba en el sector escalara a enfrentamientos.

De acuerdo con las primeras informaciones, decenas de jóvenes salieron a las calles en esa zona de la capital para protestar por el aumento del valor del pasaje de TransMilenio y el SITP, bloqueando la Avenida Caracas con Calle 51 sur, por lo que fue necesaria la intervención del Esmad.

Fue entonces que llegaron los uniformados a dispersar las manifestaciones con gases lacrimógenos, cuando empezaron los enfrentamientos entre las dos partes.

La Policía Metropolitana de Bogotá le confirmó a SEMANA que fue necesaria “la intervención en la Estación Molinos-Centro Comercial Caracas”.

Las manifestaciones en la zona, de acuerdo con lo reportado por la Secretaría de Movilidad, iniciaron hacia las 7:30 de la noche, cuando manifestantes de la llamada primera línea afectaron la movilidad inicialmente en la carrera novena.

Por su parte, a raíz de lo sucedido, TransMilenio informó la suspensión de la operación en varias estaciones: “Por manifestación de sector Molinos que se movilizó a la Caracas con Calle 51 sur, flota retorna por prevención en sector Danubio en sentido sur y en la Calle 44 sur en sentido Norte. Se dejan de atender las estaciones Socorro, Consuelo, Molinos y Portal Usme, solo se presta servicio de alimentación en el Portal”, señaló el Sistema.

La concejal Lucía Bastidas, denunció la situación que se está viviendo a esta hora en Molinos e indicó que se trata de vandalismo y culpó de toda inseguridad a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Así mismo, la cabildante señaló que los únicos que sufren las afectaciones de todas estas protestas son los barrios y vecinos del sector que viven con miedo. “Hoy los vándalos desde Molinos mañana desde cualquier otro punto de la ciudad. Así quedan los barrios y los vecinos con