política

Rodolfo Hernández se sigue reinventando: ahora da discursos frente a sus seguidores

En las últimas semanas, se evidenció un cambio drástico en la estrategia de campaña del ingeniero.


El ingeniero Rodolfo Hernández, candidato presidencial independiente, continúa con los cambios en su estrategia de campaña. En la noche del miércoles, el exalcalde de Bucaramanga viajó a Cúcuta para cumplir con la agenda del día siguiente. En medio de su llegada, sorprendió que no dudó en tomar un micrófono para dar un discurso frente a sus simpatizantes.

A su llegada a la ciudad, el ingeniero fue recibido por sus adeptos, a quienes llama “rodolfistas”. Muchos aprovecharon para tomarse fotos con el candidato, quien estaba bien resguardado por su esquema de seguridad y la Policía Nacional. A la salida del aeropuerto, su campaña en el departamento lo recibió con músicos.

Después, una caravana lo acompañó hasta el hotel Casino Internacional, donde se hospedó. Más de 50 carros y 20 motos acompañaron al candidato, decorados con globos de los colores que el estratega Ángel Beccassino escogió para esta campaña: amarillo y azul oscuro, descartando por completo el naranja y el verde.

Afuera del hotel, lo esperaba un micrófono y un parlante para dar un discurso. En una escena nunca antes vista en esta contienda presidencial, el candidato accedió y compartió ideas con su público. Las personas alrededor, con pancartas, alentaron a su candidato.

“Federico es Uribe. Federico no es Federico, es César Gaviria Trujillo, es David Barguil, es Álex Char, es Andrés Pastrana y así sucesivamente”, aseveró, como una dura crítica contra Federico Gutiérrez, su principal contrincante y con quien pelearía un espacio en segunda vuelta con Gustavo Petro.

“Para estar convencidos de que nos van a ganar, hicieron una gavilla, a lo más bajo de las pandillas antiguas. Pero no nos vamos a dejar ganar”, agregó. También, en su acostumbrado discurso franco, bromeó con el público, el cual lo acompañó con risas.

La campaña del ingeniero era atípica porque permanecía mayoritariamente en Bucaramanga, mientras sus contrincantes recorrían el país de forma maratónica. Sin embargo, a mediados de abril, Hernández anunció una gira por el país que busca acercarlo a los colombianos.

SEMANA conoció que esta completa reinvención es obra de Ángel Becassino, nuevo estratega de Hernández y quien aspiraba a darle un vuelco a la campaña del ingeniero. Su consejo es recorrer, no dejar de asistir a eventos y debates, y que la ciudadanía conozca de primera mano al candidato.

Hernández, quien le huía a los recorridos y que defendía su estrategia de redes, está cambiando el chip. También se supo que no le gustan las manifestaciones en tarima y ahí dibuja la línea roja. A pesar de esto, se le vio muy cómodo con el micrófono en una muestra de claro compromiso con la nueva línea estratégica trazada por el argentino.

Becassino reconoce que Hernández perdió protagonismo por la consulta interpartidista y el esfuerzo ahora es para recuperar la atención. Según su equipo, la gente quiere ver al ingeniero y sentir que es un candidato de verdad, más allá de su presencia constante en internet.

Este jueves, Hernández desayunó en la plaza Nueva Sexta de Cúcuta. Luego, a eso de las ocho de la mañana, tiene agendada una reunión con empresarios. Una hora más tarde caminará el centro de Cúcuta, empezando por el Parque Santander.

En el hotel, se reunirá con juventudes, llamó a una rueda de prensa y, al final de la tarde, seguirá caminando las calles de la capital de Norte de Santander. Se planeó otra caravana para acompañar al candidato hasta el aeropuerto.

A pesar de las posibilidades de alianza con Sergio Fajardo para mejorar sus posibilidades en primera vuelta, el ingeniero sigue su campaña independiente con evidente aspiración de llegar como candidato al 29 de mayo.