política

Sergio Fajardo, cada vez más solo: estos son los apoyos que ha perdido el candidato

En tan solo un día, desde la Alianza Verde y del Nuevo Liberalismo, dos sectores que lo han acompañado, decidieron apostar a otras candidaturas.


La Coalición de la Centro Esperanza se consolidó hace ya varios meses con la idea de unir fuerzas en torno a un proyecto político y apoyar al candidato que resultara electo de ese sector. El interés era tal que incluso llegaron a tener tantos aspirantes que propusieron depurarlos para que fueran menos.

Hoy el panorama es completamente distinto. Luego de la desinflada que sufrieron con la poca votación de las consultas, cada vez son menos los apoyos y más las personas que se alejan al ver que, según algunos analistas políticos, ese proyecto tiene pocas probabilidades de prosperar.

Luego de la consulta del 13 de marzo en la que ganó Fajardo con algo más de 700.000 votos, los demás aspirantes se unieron en torno a él, a pesar de que entre ellos predominaron las peleas en medio de ese proceso.

En un solo día Fajardo sufrió dos afectaciones por punta y punta. En la mañana de este martes, Carlos Negret, figura del Nuevo Liberalismo que forma parte de esa alianza, se fue con Federico Gutiérrez, mientras que casi al mismo tiempo un amplio sector de la Alianza Verde llegó a donde Gustavo Petro.

Ambos son golpes duros para la candidatura de Fajardo porque se trata de apoyos que alguna vez tuvo el exalcalde de Medellín o que estuvieron en la Centro Esperanza, pero con los que ahora no cuenta.

Por el lado de la Alianza Verde es una decisión que se había contemplado semanas atrás cuando dejaron en libertad a sus militantes. Según comentaron internamente varios de ese partido, ante la falta de representatividad que les genera Fajardo, a quien consideran que no los ha tenido en cuenta en sus decisiones, prefirieron irse al Pacto Histórico. Sorprendió, por ejemplo, la llegada de Sandra Ortiz, quien había sido más cercana a la centroizquierda.

Fajardo prácticamente se quedó solo con algunos verdes como Catalina Ortiz, que llegó de Compromiso Ciudadano, Juanita Goebertus que venía de estar con Alejandro Gaviria, y Angélica Lozano, aunque las dos últimas no han estado tan presentes al lado del candidato. Las relaciones entre Fajardo y la alcaldesa Claudia López desde hace tiempo es distante por la gestión de la administración local.

A eso se le suma que miembros y bases de la Alianza Verde que estuvieron con Carlos Amaya para la consulta no apoyarían a Fajardo porque no se sienten representados por él, y por eso preferirían irse con Petro.

El caso de Negret del Nuevo Liberalismo y el de Amaya con el Verde evidencia que, a pesar de que los demás líderes de esa consulta están en la foto con Fajardo, actualmente no tienen control de sus bases.

Eso mismo sucedería con Gaviria, que tuvo el apoyo de algunos políticos que no se unirían a Fajardo porque los criticó en medio de eso que llamaron las “maquinarias”.

La adhesión de Negret tomó por sorpresa a la colectividad, de la que tuvieron que salir a pronunciarse diciendo que su candidato es Fajardo y condenando la decisión del exdefensor del Pueblo, prácticamente sentenciándolo a salir del Nuevo Liberalismo y diciendo que no faltarán al acuerdo de ese sector.

Las movidas de Ingrid Betancourt también debilitaron la candidatura de Fajardo. Ambos tuvieron una buena relación, pero desde la Centro Esperanza han señalado que las decisiones de la candidata han terminado por afectarlos.

Muchos le atribuyen que su salida luego de los disgustos con Alejandro Gaviria por las maquinarias que apoyaron al candidato fue el primer impase que les jugó en contra. Ahora, Humberto de la Calle y Daniel Carvalho, elegidos bajo el aval de su colectividad, están maniatados porque no pueden hacer campaña a favor de Fajardo por estar suscritos a Verde Oxígeno, partido de la candidata.

Se trata de otras dos bajas sensibles porque De la Calle ha sido uno de los líderes más visibles de esa coalición y una de las votaciones más altas del Congreso, mientras que Carvalho ha sido fundamental en la campaña del candidato en Medellín, donde se deberá disputar parte de la votación con Federico Gutiérrez.

Desde la campaña de Fajardo han buscado darle un viraje a su estrategia y además de un cambio de tono también contrataron a Precisión Strategies, una firma consultora que asesoró a Juan Manuel Santos en el acuerdo de paz de La Habana. Además, Fajardo envió a sus líderes a distintas partes del país.

El candidato tampoco cuenta con una parte importante del Partido Liberal ni la está peleando, por los disgustos ya conocidos que tiene con el expresidente César Gaviria, quien aún mueve las riendas de ese partido.

En cambio, Federico Gutiérrez y Petro se reúnen con líderes de ese sector para congregarlos, sabiendo que aún son una de las principales fuerzas electorales del país, como quedó evidenciado en las pasadas elecciones al Congreso, siendo uno de los partidos más votados.

Otro de los apoyos fundamentales que ya no está con Fajardo de la misma manera es Antanas Mockus. El exalcalde de Bogotá, que fue cercano al candidato durante varios años, no lo ha respaldado esta vez de la misma forma.

En medio de la elección al Congreso Mockus pidió apoyar a sus candidatos Viviana Barberena y Jorge Torres –aunque ninguno logró llegar al Legislativo– pero poco se ha visto el respaldo a Fajardo. Solo salió un video a pocos días de las consultas en el que dio su respaldo al aspirante, aunque algunos dicen que se trata de un material grabado hace un buen tiempo. Luego de las consultas, el exalcalde no ha vuelto pedir apoyar a Fajardo.

Cercano a Fajardo y a Mockus, precisamente, estuvo Rodrigo Lara Sánchez, actual fórmula de Fico Gutiérrez, que es considerada otra baja sensible para la centroizquierda. El exalcalde de Neiva acompañó a Fajardo hace cuatro años y estuvo en ese sector casi toda su trayectoria política, siendo además coordinador de campaña de Mockus en el Huila en 2010.

Algo parecido sucedió con Alicia Eugenia Silva, cercana a Mockus y a Fajardo, en su momento, que fue elegida como fórmula vicepresidencial de Óscar Iván Zuluaga, quien renunció a su aspiración para apoyar a Fico Gutiérrez. En conversación con SEMANA, Silva dijo que apoyará al elegido en el Equipo por Colombia.

Los 2 millones de votos que lograron en total en la Centro Esperanza no necesariamente se traducirán en votos para Fajardo, que más que tener que salir a buscar ampliar ese caudal su tarea se ha centrado más bien en retenerlos, aunque ese panorama parece cada vez más complicado.

Fajardo busca apostarle a lo que llama la “remontada”, pero no es una tarea sencilla, más cuando día a día en vez de sumar, pierde apoyos.