nación

“Su idea de perdón social no es absurda, ni caprichosa”: la reveladora carta de Mancuso a Petro

Mancuso le dice a Petro en la misiva que tiene miedo por la seguridad de su familia.


SEMANA conoció una carta que le envió en las últimas horas el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso al candidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro. En ella, Mancuso elogia la idea del “perdón social” que ha anunciado Petro y que tanta polémica ha generado.

Hace pocos días, precisamente, el candidato presidencial por el Pacto Histórico aseguró que el líder de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso, se puso en contacto con él para pedirle ayuda, con el fin de garantizar la seguridad de su hijo tras sentirse traicionado por el expresidente Álvaro Uribe.

“Por teléfono, una vez me llamó estando en la cárcel. Se sentía traicionado de a quien él le había servido. Salvatore Mancuso creía que Uribe lo iba a salvar”, declaró Petro durante un acto de campaña en el departamento de Córdoba. Además, relató que Mancuso le dijo: “asustado que estaban persiguiendo unos hombres en moto a su hijo en la ciudad de Montería. ‘Petro, ayúdeme’”.

Y es esa llamada la que admite el exjefe paramilitar al inicio de su escrito: “Me he enterado que públicamente se ha referido usted a una conversación telefónica que tuvimos, la cual yo busqué: en efecto, corroboro que así fue. Esa ha sido la única vez que hemos hablado y fue para expresarle principalmente mis preocupaciones por la suerte de mi familia y por la forma en la que se había encaminado una negociación que desmovilizó a más de 30,000 combatientes, así como de los defectos y virtudes de la misma”.

Agrega Mancuso: “Éramos conscientes que este proceso transicional y nuestra comparecencia ante la justicia colombiana iba a cerrar unas heridas a partir de nuestro aporte a la verdad, nuestro reconocimiento de responsabilidades y nuestros pedidos de perdón: pero también éramos conscientes que con nuestro compromiso con la paz y la reconciliación abriríamos otras heridas con quienes auparon, financiaron, hicieron posible el proyecto paramilitar en Colombia. Esa mano invisible que ha sido socia y mecenas de unos y otros sin distinción alguna”.

En la carta, Mancuso también le dice a Petro: “Dr. Petro, al margen del ruido electoral, su idea del perdón social no es absurda, ni es caprichosa. La sociedad colombiana quiere la paz, pero el sistema está diseñado para que después de una desmovilización, los excombatientes queden en la marginalidad, en un limbo jurídico, sin derecho a una segunda oportunidad, sin redención, sin un lugar en el espacio común de la sociedad”.

Cabe recordar que Salvatore Mancuso fue extraditado a Estados Unidos en el 2008, donde cumplió una condena de 15 años por narcotráfico. Actualmente está a la espera de una decisión judicial y administrativa para definir su permanencia en ese país luego de pagar su pena y de que Colombia lo solicitara en extradición.

El exjefe paramilitar y uno de los hombres que más conoce los secretos de muchos hechos en la historia del conflicto en Colombia advierte en otro aparte de la misiva: “En el fondo hay miedo en quienes han detentado el poder, miedo a que la verdad salga a flote, a develar los verdaderos rudimentos de la guerra, de la acumulación de poder, de tierras, del negocio del narcotráfico, en últimas, a que se caiga la mampara con la cual han escondido un poder político corrosivo, que empobrece los territorios y sus comunidades mientras llenan los bolsillos de unos pocos. Por ello tantas presiones políticas, por ello nos cierran las puertas y buscan excluirnos. Creo firmemente en que las y los colombianos nos podemos reconciliar”.

La polémica propuesta de Gustavo Petro

Hace varias semanas, Gustavo Petro lanzó una propuesta que ha generado un profundo revuelo político, incluso en sectores cercanos a su programa o de su misma campaña.

A pesar de que la idea ya la había comentado hace un tiempo, no cayó bien que su hermano Juan Fernando Petro conversara con Iván Moreno en la cárcel La Picota de Bogotá. Moreno es hermano del exalcalde de la ciudad, ambos condenados por el llamado carrusel de la contratación en la capital, considerado uno de los más grandes desfalcos en la historia del país.

Petro, en vez de aclarar o desmarcarse, defendió a Moreno diciendo que “fue corrupto”, que es un caso desde lo personal “muy interesante”. Además, dijo que el mismo Moreno le sugirió ser el “constructor” de ese “perdón social” del que habla, y que la idea ya se estaría conversando en las cárceles del país.