campañas

Todos contra Petro: la estrategia de los rivales del líder de la Colombia Humana

A menos de seis meses de las elecciones presidenciales en Colombia y dado el liderazgo de Petro en las encuestas, sus contendores han desplegado una estrategia para cuestionar al líder de la Colombia Humana.


El liderazgo de Gustavo Petro en todas las encuestas de intención de voto ha propiciado un todos contra Petro de la mayoría de los competidores en la carrera por la Casa de Nariño en 2022. A seis meses de que los colombianos asistan a las urnas para elegir al sucesor de Iván Duque, lo cierto es que hoy la campaña está planteada, en buena parte, en no dejar ganar a Petro. Algunos sectores del centro rechazan por igual a Petro y al uribismo, a los que consideran extremos. Pero como Petro es quien tiene más definido su proyecto, lidera las encuestas y es visto como la principal amenaza para el establecimiento, pues en él se concentran los mayores ataques.

Las críticas al exalcalde de Bogotá le llueven de todos lados. La más dura y constante es tal vez la de Álvaro Uribe, quien asegura que, si Petro gana la presidencia, hará de Colombia una nueva Venezuela. Y que impondrá una “dictadura socialista” para aferrarse al poder por años. “Petro quiere una Colombia como lo es Venezuela hoy día y eso no lo quieren los colombianos”, le dijo el expresidente Andrés Pastrana a Vicky Dávila, en SEMANA.

federico gutiérrez Candidato presidencial
Federico Gutiérrez, Candidato presidencial - Foto: juan carlos sierra-semana

En el reciente debate presidencial de esta revista el pasado domingo, y al cual acudieron Juan Carlos Echeverry, David Barguil, Federico Gutiérrez, Enrique Peñalosa y Rodolfo Hernández, todos, salvo Hernández, concentraron sus críticas en Petro. Gutiérrez fue hasta el pasado guerrillero y le dijo a Petro que “sí cometió delitos de lesa humanidad” y que “tiene sus manos manchadas de sangre”.

Enrique Peñalosa, quien lo sucedió en la Alcaldía de Bogotá, señaló que “no sabe gobernar” y que “miente” en sus propuestas. “Petro está promoviendo un discurso de odio, resentimiento y división. Además, sus propuestas son dulzonas y peligrosísimas”, afirmó Echeverry en el debate. Petro, quien fundamentalmente se comunica con los colombianos a través de las redes sociales, a menudo hace propuestas que asustan a muchos. Sus críticos dicen que, de manera velada, se ha mostrado partidario de la expropiación. Ha sugerido comprarles propiedades a los ricos para dárselas a los pobres.

juan c. echeverry Candidato presidencial
Juan Carlos Echeverry, Candidato presidencial - Foto: guillermo torres-semana

Recientemente, propuso comprarle las fincas al expresidente Uribe. “(Uribe) es un gran terrateniente, poseedor de tierras, en general de ganadería extensiva, es decir, no es productivo. Representa una capa de poseedores de la tierra que son como 2.000 o 3.000 personas que en realidad tienen casi 70 por ciento de la tierra fértil del país, básicamente en el Caribe, Magdalena Medio, en el piedemonte llanero y ahí no se cultiva una mata de yuca”, dijo Petro.

enrique peñalosa Candidato presidencial
Enrique Peñalosa, Candidato presidencial - Foto: juan carlos sierra-semana

Esta idea se vio más como retaliación que como un planteamiento dirigido a resolver un problema en particular. Petro es partidario de romper con la explotación del petróleo y del carbón, pero de una manera más abrupta, sin recomendar una ruta confiable para su sustitución. El petróleo todavía es en Colombia una fuente significativa de recursos para el funcionamiento del Estado vía impuestos y regalías, y como fuente de energía. Y también sugiere intervenir el mercado de los arriendos para que a los pobres les rinda más el salario. “Aquí juega un papel muy importante la financiación del proceso y por tanto una reestructuración de la banca es indispensable”, dijo recientemente el candidato de la Colombia Humana, dejando ver su interés en intervenir otro sector importante de la economía como la banca.

alejandro gaviria Candidato presidencial
Alejandro Gaviria, Candidato presidencial - Foto: león darío peláez-semana

En resumen, algunos sectores productivos creen que, si Petro llega a la presidencia, habría una gran afectación de la economía de mercado y de las libertades. El Pacto Histórico, como Petro bautizó su movimiento, ha ganado cada día más adeptos de la nomenclatura partidista. Ha recibido en su seno a líderes de quienes antes se mostraba distante.

Uno de sus principales aliados es el senador Roy Barreras, quien militó en el uribismo y hoy se mantiene muy cercano al expresidente Juan Manuel Santos. Los une su convicción sobre el proceso de paz. A sus filas acaba de llegar también el senador liberal Luis Fernando Velasco, un hombre con liderazgo en el Congreso.

El exgobernador Camilo Romero, de la Alianza Verde, también está de su lado. Su paso al Pacto Histórico significó toda una batalla. Petro logró quedarse con parte de la estructura de la Alianza Verde al seducir a Carlos Ramón González, el ‘dueño’ del aviso de esa organización política.

También tiene a su favor al Polo Democrático, hoy liderado en buena parte por el senador Iván Cepeda. Con Petro también están los exintegrantes de las Farc, congregados hoy en el partido Comunes, que surgió del proceso de paz de La Habana. Así lo hicieron saber sus dirigentes Rodrigo Londoño, Rodrigo Granda, Carlos Antonio Losada y Pastor Alape.

En los últimos días, Petro, en sus recorridos por el país, está enviando dos mensajes fundamentalmente: que sigue sacando gente a las calles y que puede convocar a empresarios. Y algo muy singular de él: no para de hacer política con la gente.