política

Restablecer relaciones con Venezuela y un ferrocarril entre los dos países: las promesas de Petro en Cúcuta

En su visita al departamento fronterizo, el precandidato del Pacto Histórico dialogó con líderes gremiales y expuso propuestas aplicadas al territorio. ¿Cómo será la relación con Maduro?


Este jueves, con un amplio despliegue de seguridad para evitar problemas de orden público, Gustavo Petro visitó la ciudad de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, por primera vez en su actual campaña presidencial. Entre sus compromisos, el precandidato del Pacto Histórico se reunió con el Comité Intergremial de Empresarios para hablar sobre la recuperación económica de la frontera y la actual situación migratoria.

Frente a esta reunión, el político de izquierda mencionó en Twitter que el presidente Iván Duque “transformó a Cúcuta en una ciudad del hambre” y prometió que con el Pacto Histórico la capital de Norte de Santander iba a ser “una de las ciudades más ricas de Colombia”.

En primer lugar, para lograr esa meta que planteó, propuso restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela, con el gobierno que esté en el poder en su momento. Si las cosas se mantienen como están, Petro, de ser presidente, protagonizaría acercamientos con Nicolás Maduro, líder del régimen del país vecino.

Además, planteó crear el Banco de la Frontera, el cual ofrecería créditos de fomento a la industria, el turismo y la agricultura “con capacidad de manejo cambiario”. Tercero, propuso universidad pública y gratuita en el territorio.

En cuarto lugar, planteó ampliar el área metropolitana de Cúcuta a las ciudades venezolanas de San Antonio y Ureña, con el fin de fomentar desarrollo local e industrial. Incluso, puso sobre la mesa la idea de comunicar por medio de un ferrocarril a la ciudad colombiana con el lago de Maracaibo, a la altura de Valledupar en Colombia.

Al tiempo, pretende liberar el salario mínimo de cotizaciones parafiscales e incluso subsidiarlo y retirar las ayudas hasta que el mismo llegue a aumentar un 50 %. Y, a tono con los empresarios, no se cobraría impuesto de renta a las empresas que exporten. Por último, la propuesta incluye extender conectividad a todos los hogares de la frontera y bajar los costos de energía por medio de la energía solar.

Esto trae a la conversación los cuestionamientos a Petro por su posible cercanía con la ideología que rige en Venezuela. Hasta el momento, el precandidato ha negado las acusaciones e incluso salió en rechazo contra las elecciones opacas que le dieron nuevamente el poder a Daniel Ortega en Nicaragua.

Sin embargo, en los debates presidenciales se puede escuchar a precandidatos como Federico Gutiérrez y Enrique Peñalosa señalar a Petro por su supuesta simpatía con lo que ocurre en el país vecino.

“Si Petro llegara a la Presidencia se acabaría la democracia, porque ellos no devuelven el poder”, dijo ‘Fico’, quien lo comparó con Hugo Chávez, Nicolás Maduro y el mismo Ortega.

“Muchos ciudadanos, con mucha razón, creen que votar es una manera de mostrar su insatisfacción. El ejemplo es Venezuela. Gustavo Petro tiene simpatía por Venezuela y él dice que quienes han manejado este país son diabólicos. Tenemos que tener cuidado porque a los empresarios los sacaron corriendo. Yo les recomiendo que no voten por él”, señaló el exalcalde de Bogotá.

Cabe resaltar que hace unas semanas trascendió que Hugo Carvajal, exmilitar del régimen venezolano, acusó en España a Gustavo Petro por haber recibido supuestos dineros para el financiamiento de sus campañas. De inmediato, el ahora precandidato negó por completo estas declaraciones e incluso le pidió por escrito a la Corte Suprema de Justicia que lo investigue por los hechos.

“Lo anterior teniendo como fundamento que me asiste como ciudadano el derecho a la verdad y la justicia y a la justicia, y dichas afirmaciones falsas atentan con mi buen nombre y mi honra”, anotó el líder del Pacto Histórico en la misiva enviada, con fecha del 20 de octubre de este año.