Home

Nación

Artículo

Accidente la línea
En La Línea una tractomula que se quedó sin frenos e impactó a otros 17 vehículos, reduciéndolos a chatarra. - Foto: Twitter @elpatrullero_

actualidad

“Una escalofriante escena”: bombero contó detalles del trágico accidente en La Línea

El siniestro cobró la vida de ocho personas y dejó decenas de heridos.

El país continúa en estado de asombro luego de que el pasado martes 4 de enero se registrara un monumental accidente de tránsito en el túnel Los Venados, ubicado entre los municipios de Calarcá y Cajamarca, en La Línea. Una tractomula que se quedó sin frenos impactó a otros 17 vehículos, reduciéndolos a chatarra.

“En el primer túnel se encontraba un puesto de control de la Dirección de Tránsito y Transporte, quienes, al notar el exceso de velocidad en que se desplazaba el vehículo, intentan realizar un alto al mismo. Sin embargo, los policías por poco son arrollados”, dijo el intendente David Moyano, perito de reconstrucción de accidentes de la Policía Nacional a Noticias Caracol.

De igual manera, aclaró que una falla técnico-mecánica habría sido la causa del accidente que dejó un saldo de ocho personas fallecidas y más de 30 heridos. Me quedé sin frenos”, fueron las primeras palabras que le dijo el conductor de la tractomula que causó la tragedia en el Túnel de los Venados a los investigadores de la Policía de Carreteras.

“Por la magnitud del evento, la posición final de los vehículos con respecto al punto de impacto, se puede establecer que el vehículo se desplazaba a una velocidad superior a los 80-90 km/h”, agregó el intendente Moyano.

“Una escalofriante escena”

El teniente Wilber Martínez, comandante de la estación de bomberos del municipio de Cajamarca, relató en una entrevista con Noticias Caracol cómo se vivieron los momentos del rescate. Al túnel donde ocurrió el accidente llegaron al menos 100 socorristas, quienes hoy son llamados “héroes” gracias a sus labores.

“A las 2:40 p.m. llegó un patrullero de carreteras pidiendo el apoyo del cuerpo voluntario Cajamarca por un accidente que se estaba presentando en el corredor vial hacia la vía a Armenia”, contó el teniente Wilber Martínez. Además, continuó su narración diciendo que -de inmediato- el cuerpo de bomberos preparó los elementos necesarios y partió rumbo al lugar del accidente, sin embargo, el camino no fue fácil, ya que los mismos ciudadanos que se encontraban en la vía obstaculizaron su avance.

“Cuando suceden estas cosas, los conductores son insensatos y bloquean los dos carriles, cosa que uno se extraña cuando requiere salir a una emergencia y no encuentra por dónde salir y cómo llegar lo más pronto posible al sitio donde se está necesitando el apoyo de los socorristas”, criticó el comandante de la estación de bomberos de Cajamarca.

Pese al tiempo perdido, los socorristas finalmente llegaron al túnel Los Venados, donde un panorama apocalíptico esperaba por ellos: “La verdad, es una escalofriante escena. Encontramos un tapón hecho en vehículos totalmente colapsados, totalmente deteriorados, escuchar los gritos, lamentos de las personas pidiendo auxilio y uno tratando de hacer lo posible, lo más humano, para tratar de salvar las vidas”, detalló el teniente Martínez.

Una de las escenas que les partió el corazón fue, precisamente, la familia que falleció en el lugar: “Es triste llegar a una escena de estas donde encuentra uno una familia completa con sus menores de edad perdiendo la vida en un fatal accidente como este, es duro y es donde uno se une en llanto con personas que no hacen parte de nuestra familia”, expresó.

Pero ese dolor lo alivia en algo, el rescate de esas personas que lograron salvar y quienes hoy los llaman héroes.

“La gente gritaba como loca”

Óscar Páez, uno de los sobrevivientes del lamentable accidente en La Línea, aseguró que todo sucedió rápido y que sufrió algunas heridas leves en las piernas. No obstante, indicó que fue un verdadero milagro que saliera ileso junto a su esposa y su pequeña hija.

“Quedamos en medio del túnel y empezamos a escuchar varios golpes. Después sentimos el impacto. Fueron en total tres golpes seguidos los que se sintieron en el bus en el que íbamos, el primero fue el más duro de todos”, precisó en Noticias Caracol.

Luego, agregó: “La gente comenzó a gritar como loca y empezaron a salir algunos gases. En ese momento nos asustamos bastante. Todos terminamos saltando por las ventanas del bus para no quedarnos atrapados”.