Tendencias
Indígenas  Embera se  tomaron y armaron  cambuches  en el Parque Nacional de Bogotá, reclaman ayudas económicas del Gobierno Nacional y de la Alcaldía de la ciudad
Octubre 2 del 2021
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Video | Alcaldía denuncia que indígenas del Parque Nacional agredieron a funcionarios del Distrito. Foto: Semana. - Foto: Guillermo Torres /Semana

nación

Video | Alcaldía denuncia que indígenas del Parque Nacional agredieron a funcionarios del Distrito

“Es inaceptable que haya líderes exponiendo bebés al sol y al agua... cuando existe un albergue con alimentación, techo y atención en salud en el Parque La Florida”, dijo el secretario de Gobierno de Bogotá.

Voceros de la Alcaldía de Bogotá denunciaron este martes que dos gestores de diálogo del Distrito resultaron heridos cuando salían de la audiencia pública que se realizaba en el Parque Nacional Enrique Olaya Herrera, ubicado en los cerros orientales de Bogotá, y donde se encuentra protestando desde hace tres semanas un grupo de indígenas emberá.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, repudió la agresión y a través de un video difundido en su cuenta de Twitter, declaró: “Es inaceptable que instrumentalicen políticamente a bebés y a niños de brazos, exponiéndolos al sol y al agua, cuando existe un parque habitable con condiciones de techo, alimento y salud en el Parque La Florida”.

Gómez aseguró que 1.050 indígenas emberá ya aceptaron la opción de alojarse en esos albergues transitorios mientras la Unidad de Víctimas garantiza la debida reparación y el retorno seguro, con proyectos productivos a su territorio.

El secretario de Gobierno rechazó que violentaron con palos y hasta con machetes a los funcionarios de la Alcaldía Mayor de Bogotá que se encontraban desarrollando la audiencia de recuperación del espacio público en esa zona de la capital colombiana.

“Dos de los servidores públicos fueron trasladados a un hospital para su valoración médica”, acotó Gómez, quien además exigió a los líderes políticos que apoyan las acciones de protesta de los indígenas en el Parque Nacional, a que cesen las manifestaciones y que con mucha responsabilidad promuevan un diálogo que permita que esas personas se trasladen al Parque La Florida, donde tienen todas las condiciones de habitabilidad, alimentación y salud transitoria.

En vista de los disturbios, la audiencia pública para recuperar el espacio se canceló y se reprogramará para otro día.

Más temprano, la Personería de Bogotá había solicitado por medio de una carta a la Alcaldía de la capital que adelantara una mesa de diálogo con las comunidades indígenas que se encuentran en el Parque Nacional Enrique Olaya Herrera desde hace varios días.

Según el documento, la entidad conoce la voluntad de las autoridades indígenas para llevar a cabo ese espacio de acercamiento con propuestas y una agenda clara para proteger sus derechos constitucionales.

Desde el pasado 30 de septiembre, más de 1.000 indígenas emberá chamí y katío están protestando en Bogotá por la aparente falta de cumplimiento de acuerdos pactados con respecto a las ayudas humanitarias y recursos para el pago del arriendo de sus viviendas.

“Como defensores de derechos humanos, con pleno respeto de la autonomía, reconocimiento cultural y enfoque diferencial étnico, actuamos en garantía y protección de derechos de sujetos de especial protección constitucional, insistimos en la instalación y puesta en marcha de una Mesa de Diálogo que aporte para que no se prolongue la crisis humanitaria ni se afecten derechos fundamentales, advirtiendo que persiste la pandemia de covid-19″, resalta la misiva dirigida a la alcaldesa López.

Según la Personería, el pasado 14 de octubre se reportaron 400 personas indígenas en el Parque Nacional y 1.459 emberá en el parque La Florida UPI. Del total de 1.860 personas, por lo menos el 70 % son niños, niñas, mujeres embarazadas o lactantes y adultos mayores. Estas comunidades le informaron a la entidad sobre el estado de salud de algunos de sus integrantes, pues habría nueve menores hospitalizados, “lo cual es grave ante las permanentes lluvias y la granizada que hubo en horas de la tarde”.

Además, la entidad informó que ha recibido reiteradamente todo tipo de requerimientos en cuanto a deficiencias en el hospedaje, educación, acceso al trabajo, alimentación, entre otros. Con todo, desde el pasado 8 de octubre las comunidades se declararon en minga permanente, tras emitir la Alerta Temprana 001 por la situación que dicen estar viviendo en la capital del país.

En la carta enviada a la alcaldesa Claudia López, la Personería resaltó que se ha reunido en múltiples ocasiones con la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo para avanzar en acciones concretas que permitan superar la situación que ya completa 20 días de haber comenzado. Asimismo, manifestó que ha participado en los puestos de mando unificado a los que ha sido convocada.

El personero, Julián Enrique Pinilla, le recordó a la alcaldesa que la ciudad se encuentra ante un desafío que los convoca para fortalecer “el ejercicio participativo de impacto, mostrando los pueblos indígenas en contexto ciudad. La ley de origen, el derecho propio y las costumbres ancestrales de cada pueblo deben proteger en lo individual y lo colectivo a las pueblos indígenas en Colombia”.