región caribe

Cerrarán empresas que sean sorprendidas robando energía en Atlántico, Magdalena y Guajira

Hasta prisión por seis años y multa por 150 millones de pesos que pagarían quienes cometan el delito.


Este jueves 22 de abril, los inspectores de Policía de Barranquilla, personal de la Policía Nacional, la Oficina de Servicios Públicos de la Alcaldía y la compañía Air-e realizaron un encuentro taller que tuvo como propósito revisar el procedimiento previsto en la ley para adelantar la ejecución de un nuevo operativo en contra de las empresas y negocios que cometan el delito de defraudación de fluidos por la apropiación del servicio de energía eléctrica.

El aplicativo del numeral 13 del artículo 92 y el artículo 196 del Código Nacional de Policía y Convivencia prevé la suspensión temporal de hasta diez días de la actividad que desarrolle una empresa o negocio que se detecte con el servicio de energía instalado sin autorización escrita de la compañía.

Estas normas señalan que se podrá imponer adicionalmente una multa de 16 SMLMV, correspondiente a 533.333 pesos, y si la empresa o establecimiento reincide al año de haberse detectado esta conducta, se procederá a su cierre definitivo.

Air-e informó que en los próximos días se estarán adelantando estos procedimientos con base en las normas mencionadas, sin descartar la presentación de las denuncias penales respectivas por el delito de defraudación de fluidos por la apropiación del servicio de energía, el cual se encuentra consagrado en el artículo 256 del Código Penal, mismo que conlleva penas de hasta de seis años de prisión y multa de hasta 150 millones de pesos, sin perjuicio de que se haga efectivo el cobro de los perjuicios económicos causados por este delito.

Estas acciones también se extenderán a los departamentos de Magdalena y La Guajira donde, pese a tener una reducción relevante del robo de energía, todavía existen sectores en los que se comete este delito de manera flagrante.

En el encuentro se estudiaron varios casos de manipulación de redes y equipos de medida para la apropiación del servicio de energía y sustraerse de su pago. Hasta el momento, las instituciones no han escatimado esfuerzos para combatir este flagelo, razón por la cual se cuenta a la fecha con cerca de 250 investigaciones penales que cursan en la Fiscalía.

Es importante señalar que, además del delito de defraudación de fluidos para apropiarse de la energía, al manipular los medidores e instalaciones eléctricas se pone en riesgo la vida y la integridad de las personas, así como el daño de electrodomésticos.

De acuerdo con el gerente de Air-e en el Atlántico, Ramiro Castilla Andrade, el trabajo que se realizará de manera articulada con la Policía y Fiscalía, fundamental para continuar judicializando a quienes realizan esta práctica.

3.000 millones de pesos para fortalecer 534 reservorios de agua

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, visitó este miércoles la finca El Cardonal, en zona rural del municipio de Campo de la Cruz, para verificar los avances del proyecto de fortalecimiento de reservorios en el departamento, como parte de la estrategia de reactivación económica El Campo a Toda Marcha.

Durante la visita, la mandataria reiteró el compromiso de la Gobernación para brindar las condiciones necesarias para que 534 familias de pequeños productores puedan contar con agua para enfrentar la época de sequía.

“Estamos en Campo de la Cruz supervisando las obras de los reservorios de agua, conocidos como jagüeyes. La buena noticia es que ya son 252 reservorios intervenidos, bien sea construidos nuevos o los existentes que recuperamos, para que nuestros campesinos y pequeños y medianos ganaderos aprovechen la temporada de lluvia para almacenar agua, y no sufran tanto en época de sequía, por la falta de agua. En total son 534 reservorios, que vamos a intervenir en 18 municipios, para garantizarles a nuestros campesinos y ganaderos el abastecimiento suficiente de agua para regar sus cultivos y alimentar al ganado”, destacó la gobernadora.

Noguera dijo también que se están realizando actividades de asistencia técnica agropecuaria para que los pequeños productores aprovechen mejor los ciclos y sean más productivos.

El proyecto de reservorios busca que los productores y pequeños ganaderos del Atlántico puedan recolectar el agua necesaria durante la época de lluvias que ya inició, para contrarrestar el tiempo de sequía, que tanto ha afectado sus cultivos y sus animales los últimos años. En el marco del programa, se realizan actividades de asistencia técnica agropecuaria para el almacenamiento de agua y así poder mitigar los efectos del cambio climático en pequeñas producciones del departamento del Atlántico.

Noticias relacionadas