nación

“Dios me dio una segunda oportunidad”: hombre tras recuperarse por tomar 30 copas de licor en un reto viral en Cali

Después de haber ingerido el alcohol, un ciudadano terminó grave de salud en un centro asistencial de la capital del Valle.


El caso de un hombre identificado como Diego Trujillo sigue en boca de todos en redes sociales, justamente después de haber participado en un reto de un influencer caleño, quien habría ofrecido la suma de cinco millones de pesos a quien ingiriera gran cantidad de alcohol.

Sin embargo, el desafío habría salido bastante mal, puesto que el hombre terminó en una clínica de Cali tras haber cumplido con el reto. Se conoció que quedó en mal estado y debió ser llevado a urgencias.

Cada una de las copas estaba sobre billetes de distintas denominaciones. En las imágenes se aprecia al que sería el joven que va ingiriendo copa tras copa, en medio de aplausos, grupos y voces de ‘Sí se puede’.

Aunque inicialmente se había dicho que Trujillo había perdido la vida, al enterarse de lo que se estaba presumiendo, allegados al ciudadano decidieron mostrar en redes que se encontraba en observación y consciente, recuperándose satisfactoriamente. Después se mostró de pie en un video en el que asegura que ya se encuentra bien de salud.

“Cometí un error, a mí nadie me obligó a que me tomara esas 30 copas, yo quise participar. Me las tomé porque yo quise. Estuve en coma tres días, pero aquí estoy otra vez. Dios me dio una segunda oportunidad”, dijo Diego Trujillo.

Sobre el hecho, no dudó en pronunciarse el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina Gómez, quien dijo que el acto fue “una equivocación”.

“Así que si un influencer, instagrammer, tiktoker o cualquier gestor digital me reta a atentar contra mi vida, a consumir sin proporción o a tirarme por un edificio, ¿corro a hacerlo por unos likes? No me crean tan ingenuo e irresponsable. ¡Tomar licor sin límite, mata de verdad!”, señaló.

Por su parte, el influencer que propició el reto, más conocido en redes como ‘El negro está claro’, se pronunció al respecto, dijo que se declara “culpable”.

“Soy culpable de hacer el reto del licor. Familia, aquí estoy dando la cara; me han hecho muchos insultos por cometer una equivocación. Acepto mi error, soy un ser humano, soy más grande que todos los insultos que me han dicho y como han ensuciado mi nombre. Soy Kevin Esteban Rivera, un creador de contenido digital que viene desde abajo y ha salido adelante humildemente”, expresó en un video que compartió en su Facebook.

En el clip continuó diciendo: “Cada día me esfuerzo por ser una mejor persona, si salgo a la calle a hacer un reto o un video es haciéndolo con el corazón y nunca en mi mente está hacerle daño a alguien”, dijo y les recordó a sus seguidores las obras sociales que ha hecho en los últimos años.

“Dios me ha mostrado muchas cosas y me ha enseñado a que debo seguir adelante luchando; voy a seguir sirviendo, voy a seguir ayudando a la gente como lo han venido viendo en mis videos, no olviden las cosas buenas que hemos hecho por un solo error que cometí”, expresó.

Finalmente, se comprometió a no volver a hacer retos que involucren la salud de las personas. “En medio de mi ignorancia, no caí en cuenta que si una persona se tomaba 30 tragos, podía afectar su salud”, concluyó.

Murió Archie Battersbee, niño británico que tenía muerte cerebral tras accidente durante ‘reto viral’

Triste y lamentable, así puede ser calificada una noticia originada el pasado sábado desde Londres, Reino Unido, donde, pasado el mediodía, autoridades médicas confirmaran el deceso de un menor de 12 años, identificado como Archie Battersbee, quien en las últimas semanas había centrado la atención pública en medio de la lucha que adelantaban sus padres, para evitar que este fuera ‘desconectado’ de la ayuda artificial que lo mantenían con vida, tras ser declarado paciente con muerte cerebral.

Este hecho pone fin a la larga historia del caso de la familia Battersbee, un viacrucis que atravesaban desde el pasado mes de abril, cuando el menor fue hallado inconsciente, en extrañas circunstancias, al parecer tras sufrir un accidente derivado de la realización de un llamado ‘reto viral’.

La noticia de la muerte de Battersbee fue confirmada, según medios internacionales, por su propia madre, la señora Hollie Dance, quien confirmó que el hospital Royal London había hecho efectiva la orden judicial de desconectarlo.

Visiblemente compungida por la muerte del menor, la madre se manifestó “orgullosa” de su hijo, a quien se refirió como “precioso”, exaltando que este había luchado ‘hasta el final’ por mantenerse con vida.