Tendencias

Home

Cali

Artículo

El hecho ocurrió en la Terminal de Transportes de Cali.
El alucinógeno estaba camuflado en cuatro maletas de viaje. - Foto: Cortesía Policía Nacional

nación

Incautan 30.000 gramos de marihuana en Terminal de Transportes de Cali; el destino sería Nariño

Autoridades hicieron el hallazgo en cuatro maletas que estaban en la bodega de un bus con destino a Tumaco.

En medio de labores de control y verificación adelantadas por uniformados de la Policía Nacional, en la Terminal de Transportes de Cali, autoridades hallaron 30.000 gramos de marihuana en una de las bodegas de un bus de servicio público.

Según la Policía, la sustancia sería de unas personas que habrían adquirido tiquetes de abordaje en el tercer piso de la Terminal, posteriormente, habrían guardado las maletas en el vehículo, las cuales fueron incautadas minutos más tarde por las autoridades.

“Al momento de realizar el registro, dos uniformados se percatan que dentro de las maletas habría algo diferente, encontrando paquetes con marihuana camuflados en otro fondo para no ser visibles. En ese momento, los dueños del equipaje ya no estarían en ese lugar; por esta razón se incauta la sustancia y se deja a disposición de la autoridad competente”, indicó a través de un comunicado la Policía Metropolitana de Cali.

Autoridades también invitaron a la ciudadanía a informar oportunamente los hechos que afectan la seguridad, a través de la línea 123, 156 de la red de Cooperantes o el número telefónico 3116253670, donde profesionales en este tema garantizaran completa confidencialidad.

Incautan cocaína en Nariño

La Fiscalía logró la incautación de un cargamento de latas de atún que serían enviadas a Europa, pero cargadas de cientos de latas de cocaína. En total fueron de 744 kilos los que fueron encontrados.

La información que tenían los investigadores los llevó a una casa de familia en el municipio de Ipiales, en el departamento de Nariño. Las fuentes señalaban que en esa vivienda se estaba preparando un cargamento de atún impregnado de cocaína, en latas, como si se tratara de una modesta importación de un naciente emprendimiento pastuso.

La Fiscalía adelantó la investigación, se hicieron las verificaciones del caso, se contrastaron las fuentes de información y todo era confirmado. La casa de familia realmente era la guarida de unos traficantes que tenían una misión clara: sacar cocaína de Colombia a destinos como Europa o Estados Unidos.

“Las acciones investigativas realizadas por la Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) permitieron detectar un cargamento de cocaína que iba empacado en latas de atún”, dijo la Fiscalía una vez culminaron los operativos y el hallazgo fue voluminoso.

Con la información confirmada y los datos exactos de dónde están cambiando atún por cocaína, se planeó un operativo con el apoyo del Ejército. El objetivo era hacer un allanamiento en la vivienda, encontrar el narcoatún y a los responsables de esta modalidad de tráfico de estupefacientes.

“El trabajo articulado, que contó con el apoyo del Ejército Nacional, permitió ubicar el estupefaciente en una vivienda de Ipiales (Nariño). En el lugar, los investigadores hallaron 100 cajas de cartón que contenían los recipientes metálicos”, señaló María Elena Monsalve Idrobo, directora especializada contra el Narcotráfico de la Fiscalía.

La Fiscalía logró la incautación de un cargamento de latas de atún que serían enviadas a Europa, pero cargadas de cocaína.
La Fiscalía logró la incautación de un cargamento de latas de atún que serían enviadas a Europa, pero cargadas de cocaína. - Foto: Fiscalía

Con el allanamiento, la inspección al lugar y el hallazgo de las latas de atún, el procedimiento a seguir fue destaparlas. En lugar de atún, cocaína; en vez de emprendimiento, una organización criminal dedicada al narcotráfico. Todo fue incautado. “En la inspección fue posible establecer que la carne de pescado había sido cambiada por 744.480 kilogramos de cocaína”.

Tras las diligencias que adelantaron los investigadores, junto con el Ejército Nacional, no solo se logró incautar las latas de atún, cargadas de cocaína, sino que se pudo establecer cuál sería la ruta para este cargamento de estupefacientes escondido en el alimento. Según la Fiscalía, la carga saldría del departamento de Nariño con destino a la ciudad de Cartagena y, de ahí, la embarcarían en vuelos a Europa y Estados Unidos.

“Juez de garantías legalizó las diligencias de allanamiento e incautación, mientras que la Fiscalía continúa adelantando las indagaciones para identificar quiénes son los responsables y determinar el punto exacto a donde sería enviado el estupefaciente”, explicó el ente acusador.

De acuerdo con la información suministrada por la Fiscalía, no hubo capturas en estos procedimientos, sin embargo, advierten que continúan con las diligencias de verificación para tratar de establecer quiénes serían los responsables de diseñar la absurda modalidad de tráfico de drogas y los cabecillas de la organización.