valle del cauca

Venezolanos quedaron damnificados por incendio en Cali

La conflagración se presentó en el barrio San Bosco de la capital del Valle.


En el barrio San Bosco, Comuna 3 de Cali (Valle del Cauca), se registró un voraz incendio en una vivienda en la tarde del lunes festivo, 30 de mayo. Voluntarios del Cuerpo de Bomberos de la ciudad acudieron al lugar de la emergencia aproximadamente a la 1:57 p. m. con diez bomberos, dos máquinas extintoras, una máquina de altura y una ambulancia con dos paramédicos.

La conflagración dentro de la casa, ubicada en la carrera 10 con calle 5, provocó una gran humareda que generó asombro entre los vecinos del lugar y quienes pasaban por el sitio.

Pero el desenlace de esta situación no fue alentador, pues generó la destrucción de la edificación de un solo nivel en la que habitaban 5 familias, todas de nacionalidad venezolana.

Se conoció que un corto circuito habría sido una de las causas del incendio en uno de los barrios más tradicionales de Cali, fundado hace 87 años por el padre Luis María Bonilla, cuando llegaron los sacerdotes salesianos con su institución educativa.

Según detallaron los bomberos, en la parte trasera de la casa se almacenaba reciclaje. “Las unidades trabajaron arduamente para controlar la situación”; asimismo, informaron que no se reportaron personas lesionadas en el incendio que consumió la vivienda en un 70 %, dejando 20 personas damnificadas.

“A nuestro arribo se confirma incendio estructural de un solo nivel de uso mixto. Allí vivían más o menos unas cinco familias y también funcionaba un taller de ebanistería. Se procedió a su control, aproximadamente de 60 % a 70 % de edificación se consumió, enseres y otros elementos que se encontraron allí de las personas que estaban habitando. Son más o menos 20 personas migrantes de nacionalidad venezolana”, confirmó el sargento Jairo Quesada, oficial del Cuerpo de Bomberos que atendió la emergencia, la cual fue controlada en por lo menos dos horas.

Por el momento, se conoce que la Secretaría de Gestión del Riesgo de Cali está atendiendo a las familias afectadas, quienes por el momento no saben dónde va a ser su lugar de residencia temporal.

Prevención de riesgos personales

El Cuerpo de Bomberos de Cali le recuerda a la ciudadanía tener en cuenta los diferentes tipos de prevención para las emergencias:

  • No salir a espacios abiertos, al menos durante 30 segundos después de escuchar un trueno.
  • En el mismo instante en el que detecte el fuego, deje lo que esté haciendo y reaccione: los primeros minutos son decisivos.
  • Dé la voz de alarma y llame a los servicios de emergencias y/o bomberos.
  • Si el humo o la gravedad del incendio no se lo impide, intente localizar el origen de las llamas y tratar de apagarlas con agua, trapos húmedos, un extintor o cualquier otro medio que tenga a su alcance.
  • Si le es posible, cierre el gas.
  • Humedezca un paño en agua y procure tenerlo siempre en boca y nariz. Evitará que el humo entre en sus pulmones.
  • No trate de esconderse: es importante que el personal de emergencias pueda verlo con facilidad.
  • Piense solo en salvar su vida y la de los demás, y olvídese de los objetos, por muy valiosos que sean.
  • Conforme salga, cierre tras de usted todas las puertas. Logrará crear barreras que dificultarán el avance del fuego.
  • No corra, baje con mucha precaución por las escaleras y evite coger el ascensor.
  • No exponerse con sombrillas en sitios en los que no haya viviendas, árboles o cualquier otro elemento que pueda recibir los rayos.
  • Médicos de la Cruz Roja señalan que las bajas temperaturas facilitan la transmisión de virus y empeora síntomas de gripe y otras alergias y enfermedades virales aéreas, por lo que recomiendan cubrir nariz, boca, oídos y cuello cuando se esté expuesto al frío.
  • Caminar con precaución en superficies lisas, ya que pueden producir caídas.
  • Si vive en lugares ubicados a menos de 2.300 metros de altitud, no deje que se acumule agua en tapas, estanques, llantas o cualquier elemento que pueda estancarla y provocar la proliferación de vectores que producen enfermedades como dengue, malaria y fiebre amarilla.