cúcuta

Alcaldes de Cúcuta y Bucaramanga, dispuestos a hablar con Petro para reabrir frontera con Venezuela

Los dos mandatarios están comprometidos en restablecer las relaciones bilaterales con el vecino país.


Tras el reciente pronunciamiento del presidente electo Gustavo Petro, donde anunció que se había comunicado con el Gobierno venezolano para reabrir la frontera, los alcaldes de las capitales Cúcuta y Bucaramanga se mostraron optimistas y están dispuestos a hablar con el líder de la Colombia Humana sobre el mismo tema.

Desde la ciudad fronteriza de Cúcuta, los mandatarios locales se encontraron en el Foro “Estabilidad: Clave para la competitividad” y desde allí dejaron al descubierto su postura frente a la expectativa que se tiene con el tema de recuperar las relaciones bilaterales entre los dos países.

Desde que se conoció la elección de Petro, el alcalde Jairo Yáñez se pronunció en nombre de todos los cucuteños para saludar respetuosamente desde su cuenta de Twitter al presidente elegido en democracia y, a su vez, lo invitó a comprometerse por trabajar para el bienestar de esta ciudad fronteriza.

Acompañaremos al nuevo gobierno en su compromiso de apertura de la frontera, en pro de preservar las mejores relaciones con nuestro vecino país, para neutralizar la ilegalidad de las trochas, recuperar la seguridad en toda la línea fronteriza, combatir al narcotráfico y defender la vida de todos aquellos cucuteños que han sufrido las consecuencias de la inseguridad”, escribió el mandatario local.

Así mismo, desde el Foro, Yáñez aseguró que trabajará de la mano con Petro para la construcción de un Plan Nacional de Desarrollo en la ciudad con visión metropolitana. A su vez, indicó que el diálogo social será el punto de partida para fortalecer la reconversión social, económica, política y ambiental.

“Para Cúcuta recuperar las relaciones con el vecino país es trascendental, pues las pérdidas económicas son muy grandes tanto en empleo como en temas de seguridad. Esta recuperación de la conexión económica de los dos países va a ser muy importante para apuntarle a una frontera segura, productiva y que le apunte al desarrollo humano a partir de la educación”, mencionó el alcalde de los cucuteños.

Así las cosas, el mandatario indicó que a raíz del cierre de frontera comercial que a la fecha ya cumple más de tres años, se han perdido miles de los empleos que allí se generaban.

“Se perdieron no menos de 4.000 o 5.000 empleos, pues este sector tan dinámico del comercio internacional de hace algunos años implicaba que Cúcuta fuera el epicentro comercial, pero el intercambio fronterizo motivó la construcción del nuevo Puente de Tienditas”, aseguró Yáñez.

En ese mismo orden de ideas, Juan Carlos Cárdenas, el alcalde de Bucaramanga, un territorio también cercano a la zona de frontera, celebró los avances del presidente electo tras el compromiso de reabrir la frontera lo más pronto posible.

“Hay que ver esto como una oportunidad, hay que preparar capacidades porque tenemos que entender cuáles son esas verdaderas necesidades. Es así que cuando abramos frontera se va a generar una dinámica de movilización de personas, mercancías y servicios”, señaló Cárdenas.

Con miras al futuro, en la ciudad de Bucaramanga funciona, así como en Cúcuta, el Centro Intégrate, con el objetivo de atender y facilitar el acceso a la oferta de servicios institucionales para las personas migrantes, retornadas y comunidades de acogida, de manera gratuita.

“En nuestra ciudad nos estamos preparando en lo social, lo económico, lo educativo y también en lo político, para que los derechos de los venezolanos sean garantizados. Nosotros hemos estado atendiendo esas necesidades básicas”, aseguró el alcalde de los bumangueses.