Home

Cúcuta

Artículo

Este hombre antes de su secuestro hacía parte de la Diaconpaz y la Precooperativa Agroindustrial Semilleros de Paz y de Colombia.
Su retención, la cual ocurrió en la vereda El Ambato del municipio de Tibú, trajo zozobra y angustia para su familia. - Foto: Archivo particular tomado de Facebook

norte de santander

Líder social secuestrado en el Catatumbo por el ELN cuenta cómo fue el trato durante un año en cautiverio

Este líder aseguró en SEMANA que no lo maltrataron y que nunca le faltó nada durante ese tiempo que estuvo secuestrado.

Rodolfo Galvis, líder social de la región del Catatumbo, quien fue secuestrado el pasado 10 de septiembre de 2021 y a tan solo cinco días de cumplirse un año de estar en cautiverio fue dejado en libertad, contó en SEMANA por vía telefónica cómo fue el trato que recibió por parte de sus captores, quienes serían integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Me encuentro con mucha alegría. En el año en cautiverio estaba a solas con Dios, estaba meditando, reflexionando en toda la situación de mi vida, porque igual no sabía qué podía pasar, hay como un momento de espera, de cuál sería la solución final”, fueron las primeras palabras que mencionó Galvis a este medio.

El líder fue enfático al mencionar que humanamente el trato de sus secuestradores fue relativamente bien, pues aseguró que no lo maltrataron y que nunca le faltó nada durante este año.

“El trato fue bueno, no estoy diciendo que por estar secuestrado me hayan maltratado, prácticamente me trataron bien y pues en lo posible de las cosas que necesitaba nunca me falto el jabón, crema, cepillo, las tres comidas. Puedo dar este testimonio porque lo viví”, aseveró el campesino en SEMANA.

Galvis ya fue valorado en un centro asistencial, el cual señaló que está en perfectas condiciones y por el momento está a la espera de reencontrarse con su familia luego de 360 días de estar privado de su libertad por parte de grupos armados que delinquen en el departamento, donde en algún momento pensó que no volvería a ver a sus seres queridos.

“Tenía incertidumbre porque ser montado a un carro con los ojos vendados, tarde en la noche, fueron varios sitios a los que me trasladaron y, salir de un momento así, uno no sabía si sería el final o el principio de otra historia. Entonces finalmente los resultados se dieron, yo en las oraciones pedía mucho lograr vencer el secuestro como una manera de poder demostrar a los otros líderes que realmente no estamos solos”, recordó el líder en este medio.

Este labriego, además de ser defensor de los derechos humanos y líder de restitución de tierras antes de ser secuestrado, también hacía parte de la Diaconpaz y la Precooperativa Agroindustrial Semilleros de Paz y de Colombia, motivo por el cual aseguró que por esta relación fue que lo secuestraron.

“Ellos (ELN) también valoran si piden por su rescate, si lo reclama la familia, las organizaciones, a mí se me había dicho que era un proceso y que estaban en lo del tema de restitución de tierras y finalmente hicieron la investigación y vieron que sí, efectivamente ese es mi tema”, puntualizó Galvis en SEMANA.

Ante esta situación que se presenta constantemente entre los pobladores de la región del Catatumbo, el líder recalcó que: “Es muy importante que ya tengan las cosas claras que hay que pedir y seguir buscando a todos los desaparecidos en Norte de Santander, así como mi familia que nunca perdieron las esperanzas”.

Por su parte, Carmen Helena García, presidenta de la Asociación de Madres del Catatumbo por la Paz, mencionó en SEMANA que claman por el reinicio de los diálogos de paz entre el Gobierno y el ELN, y del mismo modo, generar así la posibilidad de un cese bilateral al fuego con los diversos grupos armados.

“Este es uno de los pasos para la paz. La guerrilla del ELN con la liberación de nuestro compañero Rodolfo, estamos a un paso para el acuerdo de paz y decirle al Gobierno que este proceso hay que hacerlo con todas las guerrillas, que hay que liberar a todas las personas que están allí en cautiverio, para que así se demuestre que quieren entrar en un proceso de paz”, argumentó García.