medellín

Renuncia directora regional del ICBF en Antioquia

La funcionaria prestará los servicios a la entidad hasta el mes de septiembre.


Un menor de 19 meses falleció en la madrugada de este viernes, en el Hospital Pablo Tobón Uribe, luego de luchar por su vida, durante 9 días, en la Unidad de Cuidados Intensivos ,UCI, donde llegó con evidentes signos de desnutrición, maltrato y presunto abuso sexual.

Este hecho fue atendido por la directora del ICBF en Antioquia, Selma Roldán, quien desde el inicio se vio conmovida por el estado crítico en el que se encontraba el menor. Este caso, conmocionó tanto a la comunidad como a la directora, quien confirmó este viernes su renuncia al cargo.

En diálogo con Caracol Radio, manifestó que tomará la decisión de salir a descansar a partir del mes de septiembre, pues está próxima a pensionarse.

Desde el inicio, Selma se mostró optimista e incluso, rectificó la responsabilidad que la entidad asumía “el niño será ubicado en un Hogar Sustituto luego de que sea dado de alta del hospital”.

Y aunque, desde la institución estaban comprometidos con el bienestar del bebé, la gravedad de sus lesiones comprometían su sistema neurológico, lo que ocasionó muerte cerebral y posteriormente el fallecimiento.

Las autoridades revelaron que los familiares y vecinos de la víctima habrían tenido conocimiento del maltrato físico, pero no los alertaron; por lo que la funcionaria, manifestó que: “El ICBF reitera su llamado a no permitir ningún tipo de vulneración contra niños, niñas o adolescentes. La violencia hacia los menores de edad no se debe normalizar”.

Finalmente, la funcionaria pidió a la ciudadanía que “no se queden callados y por favor denuncien estos hechos tan abominables”.

El caso

El reporte da cuenta de que el padrastro trasladó a la víctima hacia el Hospital Marco Fidel Suárez del municipio de Bello sin signos vitales. Los médicos lo reanimaron y lo remitieron de manera urgente a otro centro hospitalario de mayor nivel.

Al llegar al centro médico, el presunto victimario dio una versión inicial, manifestando que el menor habría caído en un balde sufriendo varias heridas, por lo que acudieron al lugar.

Una vez el personal médico diagnosticó las marcas de violencia, la Policía capturó al compañero sentimental de la madre para que responda por cometer supuestamente los delitos contra el menor. Sin embargo, de momento, la progenitora no ha sido vinculada a la investigación.

Posteriormente se conoció que el menor era usado en las prácticas de mendicidad, su familia lo alquilaba a mujeres para que se dispusieran a realizar estas acciones en las calles en el municipio del norte del Valle de Aburrá.

Así las cosas, el Instituto de Bienestar Familiar invitó a la ciudadanía a denunciar cualquier indicio de violencia que identifiquen a través de la línea 123 o en las Comisarías de Familia.

Aumento de casos

La Defensoría del Pueblo advirtió este martes que esa entidad ha aumentado la atención de casos de abuso sexual contra menores de edad, lo que refleja la gravedad de la situación en el país.

El titular de ese despacho, Carlos Camargo, rechazó los recientes casos registrados en Galapa (Atlántico), donde una bebé habría sido abusada y asesinada por su padrastro y el de otra niña de 13 años en El Tarra, Norte de Santander, también abusada, presuntamente, sexualmente por su padrastro.

Ante esta situación, el funcionario hizo un llamado a la sociedad para proteger y salvaguardar los derechos de los niños, niñas y adolescentes y establecer entornos protectores que los alejen de la violencia.

De acuerdo con las cifras del Grupo de Representación Judicial de Víctimas de la Dirección de Defensoría Pública de la Defensoría del Pueblo, en el primer trimestre de este año se recibió un total de 1.178 poderes en procesos en los que los menores de edad habrían sido víctimas de abuso sexual (895 de ellos eran menores de 14 años).