Miembro de la Defensa Civil asesinado en medio de un atraco.
Miembro de la Defensa Civil asesinado en medio de un atraco. - Foto: A.P.I

nación

En Valledupar ofrecen $50 millones de recompensa para esclarecer asesinato de un miembro de la Defensa Civil

La víctima respondía al nombre de Raulin Arias Ariza.

Las autoridades en Valledupar ofrecieron una recompensa de hasta $ 50 millones por información que permita dar con la captura de la persona que asesinó a un miembro de la Defensa Civil cuando, al parecer, intentaba robarle un celular.

De igual forma, el Gobierno municipal aseguró que se encuentran adelantando las investigaciones pertinentes para esclarecer el homicidio de un joven universitario que desapreció mientras laboraba como Indrive.

“La administración de Valledupar y toda la institucionalidad lamenta los hechos ocurridos que cegaron la vida de dos jóvenes de nuestro municipio”, expresó Luis Galvis Núñez, secretario de Gobierno encargado.

Los hechos

En la mañana del viernes, 11 de noviembre, fue asesinado en Valledupar un hombre identificado como Raulin Arias Ariza, quien se desempeñaba como voluntario de la Defensa Civil desde hace 12 años.

De acuerdo con las primeras versiones, la víctima salía de su vivienda, ubicada en la transversal 19b con calle 19a, barrio Los Caciques, cuando fue abordado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta.

Al parecer, los delincuentes pretendían robarle el celular, pero al resistirse fue impactado con arma de fuego a la altura del cuello.

Residentes del sector intentaron socorrerlo y de inmediato fue remitido al hospital Rosario Pumarejo de López. Sin embargo, debido a la gravedad de las heridas, llegó sin signos vitales.

El homicidio generó rotundo rechazó en la población, quienes aseguraron que durante el 2022 van 120 casos de muertes violentas en la capital de Cesar.

El otro caso investigado por las autoridades es el de Carlos Daniel Lobo, el joven de 22 años que desapareció el 9 de noviembre cuando laboraba como Indrive.

El cuerpo sin vida fue encontrado, dos días después, en el corregimiento de Media Luna, jurisdicción del municipio de San Diego.

SEMANA conoció que desde el pasado viernes, 11 de noviembre, en horas de la mañana, el presunto responsable, identificado como Camilo Padilla, realizó una serie de llamadas a los familiares del joven, exigiéndoles una suma de $ 50 millones a cambio de la víctima.

Este medio pudo establecer que, al parecer, Padilla se comunicó con otra persona y le pidió ayuda para enterrar el cuerpo. No obstante, la versión conocida señala que el sujeto se negó y posteriormente lo delató. Pero Camilo no fue capturado en la escena del crimen, a pesar del asesinato, habría seguido extorsionando a los familiares de la víctima.

“Cuando encontramos el cuerpo, yo seguía comunicándome con Padilla, él no sabía que lo habíamos hallado y me seguía pidiendo el dinero”, relató en diálogo con SEMANA Julio Lobo, hermano de la víctima.

Desde ese momento se dispuso un plan. Julio acordó con el victimario y se pusieron cita para la entrega de los $ 50 millones. Cuando Padilla se encontraba a inmediaciones del batallón de la Popa, en Valledupar, fue detenido por integrantes de la SIPOL.

“A él lo capturan por el delito de porte ilegal de arma de fuego”, anotó el familiar.

Según información suministrada a SEMANA, Camilo Padilla estaría relacionado con el homicidio y desmembramiento de una persona en Perú. Debido a lo anterior, supuestamente, salió huyendo y llegó a Colombia.

“A él lo tenían triangulado, todos estaban detrás de él”, aseguró Julio Lobo.