Tendencias
McLaren P1 Ian
Ernie es el propietario del ahora “submarino amarillo”, contó a sus seguidores que el auto fue arrastrado por la fuerza del agua fuera de su garaje . - Foto: Instagram: @lambo9286

estados unidos

Video: lujoso auto de 1 millón de dólares fue arrastrado por el huracán Ian

El propietario del ahora “submarino amarillo” aseguró que su auto estaba casi nuevo, ya que solo tenía 300 millas recorridas.

En las últimas horas, el estado de Florida, en Estados Unidos, sintió la llegada del temido huracán Ian. Los vientos que superaban los 185 kilómetros por hora hicieron que las autoridades declarasen a algunas localidades del sur de Florida, como Cape Coral y Fort Myers, como “devastadas”.

Una de las diversas características que tiene el estado de Florida son los lujosos automóviles que se pueden ver transitar por sus calles. Como era de esperarse, la fuerza de la naturaleza no distinguió entre objetos costosos y de poco valor cuando ejerció su poder.

Un usuario en redes sociales quien se caracteriza por publicar fotografías de su colección de autos de lujo sorprendió a miles de seguidores cuando mostró el estado en el que había quedado uno de sus tesoros tras el paso del fenómeno natural.

Se trataba de un despampanante McLaren P1 color amarillo avaluado en un millón de dólares y el cual quedaría bajo el agua por cuenta de las inundaciones generadas por las fuerzas del viento, sumado a las fuertes precipitaciones.

Ernie es el propietario del ahora “submarino amarillo”, contó a sus seguidores que el auto fue arrastrado por la fuerza del agua fuera de su garaje, quedando a merced de la corriente que se movía por el vecindario de mansiones donde vive.

Otro aspecto que generó dolor tanto en Ernie como en los amantes de los autos se basa en que esta joya del automovilismo es que solo tenía 300 millas recorridas, lo que demuestra el poco tiempo que llevaba en poder del golpeado conductor.

Por esa razón, antes de la llegada de Ian, el McLaren fue protagonista de un gran número de publicaciones recientes por medio de su cuenta de Instagram. El auto siempre fue centro de cumplidos donde seguidores resaltaron la imponencia y deportividad de la máquina.

Ernie también estuvo muy activo en sus redes sociales documentando a sus seguidores como el agua se iba apoderando de manera monstruosa de todo el vecindario, produciendo estragos materiales como del que fue víctima.

La historia de su auto generó diversas reacciones, algunos llamaron la atención del hombre para que diera gracias por conservar su vida, sin importar en los daños materiales causados. Por otro lado, seguidores se referían a la situación como una especie de catástrofe.

Fue allí donde inició un debate sobre las cosas que en realidad deberían tener valor en la vida.

“Cuídense, los coches son reemplazables”; “El hecho de que lo acabaste de comprar es una locura para mí”; “Espero que estés a salvo. Los coches y la casa pueden ser reemplazados”; “Ay. ¡Pobre gente rica!”, fueron algunos de los cometarios enviados por los internautas.

Otro de los autos de Ernie que se vio afectado fue Rolls-Royce, que también fue cubierto por el agua. El amante de los vehículos aún no ha especificado que daños tienen sus ejemplares, sus seguidores desean saber cuanto antes que tipo de daños recibieron, además cuanto podría costar las reparaciones requeridas.

Según los reportes de metrología, Ian alcanzó ráfagas de viento de hasta 255 kilómetros por hora, por lo que estuvo muy cerca de evolucionar hasta la categoría 5.

Fueron esos vientos los que llevaron a la conclusión de periodistas y del mismo gobernador de Florida, a catalogar a Ian como uno de los cinco huracanes más devastadores en la historia del estado. Se espera que Ian salga al océano Atlántico y termine afectando los estados de Georgia y Carolina del Sur, según las previsiones del Centro Nacional de Huracanes.