El joven se reconoce frustrado por la carga laboral y la baja comprensión de sus jefes y los clientes.
El joven se reconoce frustrado por la carga laboral y la baja comprensión de sus jefes y los clientes. - Foto: Twitter/ @SebGorka

estados unidos

Video | Polémica en redes por joven que rompe en llanto por tener que trabajar 8 horas diarias

El joven manifestó su frustración por las condiciones laborales a las que es sometido como empleado de popular tienda de café y advirtió que, por ello, es necesario que se permita organizar un sindicato.

A través de las redes sociales circula un video que se ha convertido en viral y ha despertado toda clase de comentarios, en el que se muestra a un joven trabajador de una popular cadena de cafeterías quejándose de su carga laboral.

El video despierta especial curiosidad porque, si bien el joven lamenta su carga laboral, posteriormente reconoce que esta es de 8 horas diarias, lo que es considerado bajo la legislación laboral de la mayoría de países como las ‘normales’.

No obstante, el joven del video expresa su impotencia por la carga laboral y lleva su frustración incluso hasta el llanto.

El video, inicialmente compartido por el joven para sus seguidores en redes sociales, fue retomado por uno de ellos, haciéndolo así más visible, y despertando entonces la polémica en las redes sociales sobre si la queja del joven podría o no tener asidero.

El joven, sobre quien se admite que además de trabajador es estudiante, se queja de tener que trabajar semanalmente 25 horas, en turnos que también incluyen todos los sábados y domingos, advirtiendo que, además de la carga horaria, que él califica como pesada, a su insatisfacción se suma la cantidad de clientes, y el reto que es lidiar con ellos.

En ese sentido, el trabajador advierte que la demanda del local es muy alta para el bajo número de trabajadores que deben atenderla, lo que deriva en traumatismos e incluso diferencias con los clientes, aumentando así su carga emocional.

Sobre el particular, el hombre se queja de la baja comprensión por parte de la gerencia del negocio, advirtiendo que, al momento en que grabó el video, tan solo llevaba tres horas y media de su turno, pero ya se encontraba abrumado por la carga, pues, pese a que el local estaba lleno, solamente contaban con 4 empleados para satisfacer la demanda de los clientes.

El joven denuncia que los administradores o gerentes del punto sucursal “no se preocupan” por los empleados, advirtiendo incluso que, para el momento, tampoco estaban en el local para apoyar las labores.

Si bien para algunos el video debe ser visto simplemente como el reflejo de la frustración de un trabajador en un momento de crisis, otros han tildado al trabajador como flojo, arremetiendo en contra suya por no tener una mejor disposición ante el trabajo, advirtiendo incluso que muchos otros desearían poder tener esa oportunidad de empleo.

Mientras que algunas personas tomaron una posición crítica, e incluso se burlaron del joven por sus quejas, otras se mostraron comprensivas, no solo entendiendo la frustración, sino en algunos casos también compartiéndola.

Así, mientras que algunos citan la situación como algo ‘normal’ en esa clase de negocios, otros hacen un llamado a que no se ‘normalice’ esta clase de conductas explotadoras en contra de los empleados.

De hecho, en el video, grabado en la trastienda de la sucursal del negocio de venta de café y pasabocas, el joven expresa que las razones expuestas son parte de los argumentos que considera válidos para justificar la necesidad que tienen los trabajadores de la comercializadora de café de contar con un sindicato.

“Muchos pedidos se hacen desde dispositivos móviles y tengo que tramitarlos todos. Y luego la gente me grita porque no tengo sus pedidos listos. No sé qué hacer”, lamenta el joven entre sollozos.