Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/3/2008 12:00:00 AM

Duele menos si cree en Dios

Duele menos si cree en Dios Duele menos si cree en Dios
{code:java} {code};
BBC
Si tiene fe, sentirá menos dolor. O al menos eso es lo que dice una nueva investigación científica.

Los científicos de la Universidad de Oxford afirman que descubrieron una nueva forma de aliviar el dolor, basada puramente en el poder de la mente.

Pero sólo de la mente creyente.

La investigación, que será publicada en la revista Pain (Dolor), encontró que los individuos que tienen creencias religiosas pueden resistir más el dolor.

Esto se debe, dicen, a que durante una experiencia religiosa se activa una zona del cerebro que se cree está vinculada a la evaluación de los estímulos emocionales.

El estudio llevó a cabo escáneres cerebrales de individuos que fueron sometidos a choques eléctricos después de mirar imágenes religiosas.

Según los investigadores, los participantes católicos creyentes experimentaron menos dolor cuando miraban una imagen de la virgen María.

Evaluación emocional

En el estudio participaron dos grupos de voluntarios, uno de devotos creyentes católicos, y otro de ateos y agnósticos.

El experimento consistió en mostrar a los voluntarios una pintura de la virgen María del artista italiano del siglo XVII Sassoferrato o el retrato de La Dama con Armiño de Leonardo da Vinci.

Después de mirar alguna de las pinturas durante 30 segundos, los voluntarios eran sometidos a choques eléctricos durante 12 segundos.

Cada vez tenían que calificar qué tan dolorosos eran los choques en una escala de cero a 100.
 
Según los científicos, tanto los católicos creyentes como los agnósticos registraron niveles similares de dolor después de ver la pintura de Leonardo.

Sin embargo, ambos grupos respondieron de forma muy diferente cuando se les mostró a la virgen María.

Los católicos experimentaron 12% menos dolor, afirman los autores.

Cuando compararon los escáneres cerebrales de los dos grupos, los investigadores encontraron que cuando los creyentes veían a la virgen se activaba una zona del cerebro que suprime las reacciones a situaciones que son amenazantes.

Esta zona es la corteza prefrontal ventrolateral derecha, un área vinculada a la regulación del dolor y la evaluación de los estímulos emocionales.

Por ejemplo, se encarga de otorgar un significado neutral, o incluso positivo, a una experiencia nociva, lo cual nos ayuda a enfrentarla más fácilmente.

Interpretación

Tal como explica Katja Wiech, una de las autoras del estudio, "los católicos fueron capaces de activar un mecanismo cerebral que sabemos está involucrado en la analgesia y la supresión emocional".

"Esta zona ayuda a la gente a reinterpretar el dolor y a hacerlo menos amenazante. Es decir, los católicos se sentían seguros al mirar a la virgen María, se sentían cuidados".

"Así que todo el contexto de la prueba cambió para ellos", agrega la autora.

Los científicos no creen que el efecto se deba a la religión católica o a alguna otra religión específica.

Más bien, dicen, se trata de un estado mental al que todos podemos aspirar.

Por ejemplo, sugieren que la gente que no es religiosa puede lograr esa capacidad de controlar el dolor por medio de meditación o de otras estrategias mentales similares.

Los científicos esperan que el estudio ayude a entender mejor los mecanismos del ser humano para resistir el dolor y para el desarrollo de nuevas y mejores terapias analgésicas.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.