mundo

Irak, un paso atrás.

Viernes 28, 9:00 horas. Con el fin de cumplir con el plazo establecido por la ONU, fuentes iraquíes declararon que el sábado podría empezar el desmantelamiento de sus misiles al Samound 2.


Así mismo confirmaron que el gobierno iraquí mandó una carta a Hans Blix, jefe de la Comisión de Control, Verificación e Inspección de la ONU (UNMOVIC) en la que decían que obedecerían su orden de destruir los misiles, a pesar de que consideran que la demanda es injusta y pareciera tener "objetivos políticos".

Por su parte, Hiro Ueki, portavoz de los inspectores de armas de la ONU señaló que "habrá conversaciones técnicas entre UNMOVIC e Irak el sábado por la mañana, tras lo que podría empezar el proceso de destrucción".

Los inspectores de armas de la ONU sostienen que el alcance de los misiles excede el límite de 150 kilómetros fijado por las resoluciones de la ONU, y Blix dio de plazo a Irak hasta el 1 de marzo para empezar a destruir los cohetes y la mayoría de sus componentes.

Sin embargo, Estados Unidos rechazó la carta iraquí, enviada el jueves, y continuó con sus preparativos para una guerra contra Irak, al desplegar un sexto portaaviones y bombarderos sigilosos B-2.

Tony Blair, primer ministro británico tampoco se dejó convencer por el aviso iraquí, "este no es momento para juegos", respondió a la pregunta sobre el anuncio.