Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2007 12:00:00 AM

Claudia Hoyos renunció a su sueño de llegar a la Alcaldía de Cartagena

La presentadora de farándula no encontró apoyo suficiente para sostener su candidatura. Trascendió que no halló las suficientes herramientas para vencer a la vieja clase política.

Claudia Hoyos renunció a su sueño de llegar a la Alcaldía de Cartagena La periodista de Cartagena Claudia Hoyos.
Claudia Hoyos sabía que la odisea de una campaña política era difícil, pero no pensó que tanto. Desde el set de noticias de CM&, en donde el país la conoció presentando la sección de chismes políticos, se hizo la promesa de que dejaría la televisión para ingresar a la política con miras a darle un nuevo cariz a su ciudad natal. Invadida por los políticos corruptos y con un reciente historial de mandatarios en problemas con la justicia, la Ciudad Heroica merecía una oportunidad, y Claudia creyó que era la persona para liderar ese cambio.

Por eso dejó la televisión, para sumergirse en interminables jornadas de trabajo en su ciudad, a la que ya se mudó y en la que algunos la tildan de “cachaca”. Pese al amor que siente por su tierra, algunos analistas de opinión de la ciudad la ven más como un referente del acontecer bogotano que como una líder para Cartagena.
 
Un reciente ejemplo de esas dificultades quedó consignado en la columna que Óscar Collazos escribió el 5 de mayo para el periódico El Universal. Según Collazos “ya empezaron a asomarse en el escenario político algunas candidaturas a la alcaldía de Cartagena. Alguna tiene incluso el sello de la belleza femenina y se reclama fiel al uribismo. Pero resulta que, desde Bogotá, los problemas de esta ciudad son vistos sólo a vuelo de pájaro, como vio el Fonade el esperpento de una perimetral de dos vías, adornada en su trazado por la miseria de un corredor de viviendas de aguas estancadas y podridas”.

Para Collazos las otras candidaturas que se están preparando, según los chismes de pasillo, salieron “del interior mismo de la vieja clase política, a la que le salen jóvenes retoños amamantados en altos puestos públicos”. El columnista también denunció que ya hubo “visitas non sanctas a posibles patrocinadores de la carrera hacia el Palacio de la Aduana”.
 
Otros caminos
 
Ese tipo de vicios de la clase política tradicional son los que le cierran el espacio a candidaturas nuevas para la ciudad. No sólo Claudia los sufre. Flavio Romero, presidente de la Asociación de Arquitectos de Bolívar, y Joaquín Torres, otro candidato independiente, optaron por inscribir su aspiración mediante el aval por firmas.
 
Aunque Romero es de extracción liberal, tomó distancia del partido porque cree que las maquinarias partidistas le traen problemas a una candidatura que no se quiere matricular con nadie. Idéntico camino escogió Carlos José Crismatt, director ejecutivo de la Fundación Cartagena 1815, y promotor del voto en blanco en las pasadas elecciones.
 
El abanico de aspirantes para la alcaldía está integrado por unos 12 candidatos, sin contar con que partidos grandes como el Liberal aún no han decidido qué camino coger para las elecciones en Cartagena.

Claudia, sin embargo, decidió ponerle fin a su aspiración. Como dijo el periodista Julio Sánchez Cristo, pesa más la presión de los viejos caciques políticos y es obligada a dimitir antes de tiempo.

La situación en otros puntos del país

Si algo tienen claro los partidos es que estas elecciones no serán provechosas si no se hacen alianzas. Aquí lo importante no será el color, sino la figura, el nombre del candidato que respalden.

Por eso, muchos están a la esperan de qué van arrojando las encuestas y cómo se van acomodando los demás partidos.

Así, en Antioquia Luis Alfredo Ramos tiene el respaldo de todos los partidos uribistas, pese a que es el candidato del controvertido Alas Equipo Colombia, cuyo nombre ha resonado últimamente por el escándalo de la para-política en la Costa.

El Partido Liberal ya tienen su preferido. Aunque hará consulta entre los candidatos a la gobernación Eugenio Prieto o Jaime Fajardo, tienen muy claro que el que más simpatía genera es el primero. Prieto se desempeñó en los últimos años como gerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia (Idea), que es como una entidad que financia proyectos en los municipios del departamento. Eso le permitió posicionar su imagen hasta en los más recónditos rincones, donde pudo lograr gran aceptación.

En Medellín, el único que ya confirmó oficialmente su candidatura es Alonso Salazar y está en la mira de las colectividades. Por ejemplo, La U está muy pendiente de él. Aunque el partido gobiernista tiene un candidato propio, que es el representante Carlos Ignacio Cuervo, dicen que se contempla la posibilidad de aliarse con Salazar, que no es les es indiferente a los electores.
 
Por su parte, el Partido Liberal ha dicho que apoya, sin dudas, con el candidato Luis Pérez, ex alcalde de la ciudad y que puntea en las encuestas.

Tanto Salazar como Pérez han peleado solos por su imagen. Ahora, son los personajes predilectos para establecer alianzas.
 
Lloreda en Cali

En Cali, Francisco José Lloreda lanzó como independiente su candidatura a la Alcaldía. Con gran aceptación entre los electores, Lloreda tiene el aval del Partido Conservador y recibiría el de La U si los conservadores deciden apoyarles un candidato a la Gobernación.

Allí, Alejandro de Lima ha posicionado su imagen como independiente, pero está en la mira del Partido Liberal para ser lanzado como su candidato oficial. Pero está en veremos, pues si los conservadores deciden apoyar a la candidata María del Socorro Bustamante, los liberales prefieren irse por el lado de Lloreda. Si no, siguen con De Lima.
 
En Atlántico
 
Para la Gobernación del Atlántico, está fuerte José Name, que cuenta con el apoyo de La U, Cambio Radical y el Partido Conservador. Mientras tanto, los liberales tienen su representación en Eduardo Verano de la Rosa.
 
En el panorama local, Alex Char tiene el aval de Cambio Radical, La U y el Partido Conservador. Él se lleva a los fuertes bloques del uribismo, mientras Édgar Perea, que ha dicho que tiene la simpatía del presidente Álvaro Uribe, está fuera de los planes de las moles gobiernistas.
 
Vuelve Serpa

En Santander, Horacio Serpa ha demostrado que sí es cacique en su tierra. Toda la política gira en torno a él. Los partidos estaban a la espera del lanzamiento de su candidatura para aventurarse a apoyar a tal o cuál candidato.

Desde el lunes, cuando Serpa dijo que sí iba firme por la gobernación de su departamento, fue como si eliminara una barrera para que se empezaran a mover las fichas de la política.
 
Tiene como principal contrincante a Didier Tavera, de Convergencia Ciudadana, y al general retirado Martín Orlando Carreño.
 
Respecto a la Alcaldía de Bucaramanga, todo es incierto. El Partido Liberal está esperando que Serpa decida qué candidato es más conveniente apoyar. Mientras tanto, el resto no se atreve a decidirse por ninguno todavía.

Respecto al Polo Democrático se puede decir que dejarán las candidaturas en manos de la consulta interna, que será el 8 de julio.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.