entrevista

Folclor coloreado de clásico

Con una propuesta sonora que se enmarca en el estilo New Age, pero que en realidad es una mezcla relajada de los folclores celta y nórdico, el grupo Secret Garden llega a su cuarto álbum: "Once in a red moon". Gánese un CD del grupo enviando un correo electrónico con el nombre de los integrantes del grupo.


Semana.com:Usted es irlandesa y su compañero de fórmula es noruego. Su música es, por lo tanto, una mezcla de ambas tradiciones. ¿Cómo se dieron cuenta de que podían combinarse y sonar bien?

Fionnuala Sherry: Fue por casualidad. Cuando empezamos a hacer música queríamos centrarnos en los elementos nórdicos. Pero un día, desprevenidamente, yo toqué una melodía irlandesa encima y descubrimos que compaginan muy bien. En el caso de las tradiciones irlandesa y noruega resulta fácil deducir esto porque hay una historia en común, una raíces comunes muy antiguas. Pero en realidad funciona porque ambas músicas están muy centradas en la melodía. Si se cumple esta condición, cualquier música se puede fusionar con otras.

Semana.com:¿Con qué se mezclaría bien la música colombiana, por ejemplo?

FS:Con la música china, se me ocurre. No tienen absolutamente nada que ver, y sin embargo funcionaría. Pero le repito que tiene que cumplirse la condición fundamental: no puede tratarse de cualquier pieza; tiene que haber una melodía dominante tanto en la canción china como en la colombiana.

Semana.com:Aclaremos que ustedes no hacen folclor, sino que se apoderan de los elementos folclóricos para hacer sus propias creaciones...

FS:Así es. Algunas personas se han confundido porque la canción "You lift me up" se parece mucho a un aire tradicional británico llamado "Danny Boy". Claro, yo crecí escuchando "Danny Boy" y en el momento en que la canción nació, dentro de mí, se produjo una melodía similar. Pero todo lo que hacemos son composiciones propias.

Semana.com:En ese proceso de composición, ¿se están acercando a la música clásica? Pareciera, porque aparece una orquesta dirigida por Steven Mercurio que es el mismo que trabaja con Andrea Bocelli.

FS:En realidad no. A mí personalmente me gusta la ópera, pero creo que es algo muy serio como para meterse con ella. Lo único que hemos querido al acompañarnos por una orquesta es buscar ese cierto color... sigue siendo música popular, pero está coloreada como música clásica.

Semana.com:¿Una música tan suave como la de ustedes es una respuesta a la sobredosis de ritmos discotequeros que hay ahora en el mundo?

FS:Yo creo que sí. Es extraño porque nosotros crecimos también con MTV y en su momento nos parecía algo muy emocionante. Pero luego fuimos descubriendo que ya esa música no nos asombraba. Estaban repitiendo una fórmula. Ellos le apuestan mucho al ritmo, nosotros ahora le apostamos a la melodía. Y a mi modo de ver, buscar la melodía en lugar del ritmo es ser más orgánicos.