Tendencias

Home

Opinión

Artículo

opinión

Almirante-David-René-Moreno-Moreno
Almirante, David René Moreno Moreno. - Foto: Cortesía: Almirante-David-René

Irracionalidad

Es irracional todo lo que está sucediendo; vamos hacia el caos y la anarquía.

Por: David René Moreno Moreno

Con la participación de Petro ante la Asamblea General de la ONU siento un infinito pesar y tristeza; es claro que la Constitución garantiza la libre expresión y al presidente le asigna funciones, atribuciones y deberes, pero esta no da vía libre para convertir a nuestro país en un narcoestado y no creo que esa haya sido la aspiración de quienes le dieron su voto. Ahora sí habrá razones de peso para que nos señalen y estigmaticen como responsables de la desgracia que a nivel mundial se cierne alrededor de los narcóticos; seremos un paria entre la comunidad internacional, así como lamentablemente volveremos a ser considerados como un país inviable.

El llamado que hiciera Petro a los países latinoamericanos para acabar la guerra contra el narcotráfico, sumado a las intenciones de negociar con las organizaciones dedicadas a esta actividad criminal, consintiendo posiblemente que se les permita mantener parte de lo que han adquirido ilegalmente sus integrantes y concediéndoles impunidad a sus crímenes de lesa humanidad, además de claudicar ante una amenaza a la seguridad mundial, está confirmando lo que ya se conocía de la organización a la que pertenecía, estructura criminal que atacó y asesinó magistrados con el propósito de desaparecer los expedientes de narco delincuentes.

Solo en el mundo de Ripley se puede afirmar que la cocaína es menos dañina para el ser humano que el carbón y el petróleo que mueven y dan energía al mundo, pero se le olvidó mencionar que la exportación de estos dos productos son fundamentales para la economía del país y que para obtener los recursos que se dejarán de percibir por su exportación, se los arrebatará no solo a quienes odia por ser los que han hecho capital, creado empresa y generado trabajo, sino que les quitará el pan de cada día a las familias menos favorecidas que fueron las que posiblemente le dieron su voto por creer en sus mentiras.

Sin lugar a duda, la protección del planeta es un tema que obligatoriamente involucra a los cerca de 8.000 millones de personas que habitamos el planeta. Esto incluye la protección de los bosques y las selvas, pero se le olvidó mencionar que los mares y océanos, que cubren el 75 % de la superficie del planeta, juegan un papel fundamental en la vida del ser humano, pues son los más importantes para regular los fenómenos atmosféricos y los hemos convertido en la alcantarilla más grande del globo; eso sí debería ser divulgado a los cuatro vientos.

Desde el momento en que se produjo su desafortunada participación en la ONU varios medios comenzaron a criticar su defensa de la cocaína; estos comentarios afectan la imagen de Colombia a nivel mundial e, indiscutiblemente, así como antes de las elecciones se estableció la famosa ‘cláusula Petro’ para negociar, ahora posiblemente se verá perjudicado nuestro comercio internacional, pues muchos de los potenciales compradores de productos colombianos desearán adquirirlos en países donde el narcotráfico no sea oficialmente defendido. Cito un comentario internacional alusivo a sus palabras: “…ni el petróleo te lo tomas, ni tampoco el carbón lo aspiras…”

En este discurso contra el norte se le olvidó mencionar los miles de muertos, heridos, mutilados, huérfanos, viudas y demás víctimas que hemos tenido en nuestro país y que se deben en gran parte a la acción delincuencial de quienes se están beneficiando del negocio ilegal de los narcóticos y tampoco mencionó la forma exponencial en que se está incrementando el consumo de drogas en nuestras escuelas, colegios y en la sociedad en general, ni que con el ofrecimiento del ministro de Defensa de reducir en casi un billón de pesos el presupuesto del sector defensa se verán afectadas las horas de vuelo, de patrullaje marítimo, fluvial y terrestre de la Fuerza Pública con el consiguiente beneplácito de los narcotraficantes.

Pero lo más impactante es el considerar a la fuerza pública al mismo nivel de los delincuentes al hablar de un cese multilateral del fuego buscando la ‘paz total’, donde los más beneficiados serán los narcotraficantes, los invasores de tierras, los asaltantes de camiones, los asaltantes en moto de Cali y en general todos los que se encuentran fuera de la ley, incluyendo los cabecillas del ELN, a quienes les levantan las órdenes de captura dejando en la impunidad los crímenes de lesa humanidad como el vil asesinato de los cadetes en la Escuela de Policía General Santander.

Es irracional todo lo que está sucediendo; vamos hacia el caos y la anarquía. Lamentablemente se están generando las condiciones para que aparezcan autodefensas. ¿Se está buscando el enfrentamiento de la fuerza pública con la población para generar una guerra civil? Solo unidos evitaremos el desangre de Colombia.