Home

Opinión

Artículo

Alejandro Cheyne

Opinión

Potencial emprendedor e innovador de las personas mayores en Colombia

Es necesario impulsar iniciativas que apoyen a las personas mayores en su proceso de formación, capacitación y acompañamiento para desarrollar sus proyectos productivos.

Alejandro Cheyne
9 de marzo de 2024

¿Qué característica comparten Mario Hernández y Arturo Calle, además de ser dos de los empresarios más reconocidos de la industria textil colombiana? Ambos son mayores de 80 años y continúan destacándose por su capacidad para generar empleo, innovar, promover el emprendimiento y aportar al desarrollo del país.

Estos empresarios son solo un par de ejemplos representativos de los miles de personas mayores que en Colombia demuestran que la productividad no tiene límite de edad. Así lo confirma un informe del Observatorio para el Emprendimiento y Empleabilidad del Adulto Mayor de la Universidad del Rosario y el Fondo de Pensiones y Cesantías Porvenir, que indica que la mayoría de los trabajadores independientes en el país son personas mayores de 60 años, revelando que seis de cada diez trabajadores de esta edad son empleadores o trabajan por cuenta propia.

Estamos presenciando una transformación histórica en la humanidad: el aumento de la esperanza de vida y la disminución de la tasa de natalidad han generado un cambio demográfico sin precedentes. Una persona que nace hoy en día podría llegar a vivir más de 110 años, por lo que los centenarios y supercentenarios ya no serán una rareza.

Nuestro país no es ajeno al fenómeno y está experimentando un proceso de envejecimiento poblacional acelerado. Hoy, 14 de cada 100 colombianos son mayores de 60 años (más de siete millones) y se espera que esta proporción aumente sustancialmente en los próximos años. Este cambio demográfico plantea importantes oportunidades y desafíos para el desarrollo económico y social del país, especialmente en lo que respecta a la inclusión y la participación productiva de las personas mayores.

Una de estas oportunidades es su potencial emprendedor e innovador, como mencionaba inicialmente. Sin embargo, dicho potencial no se aprovecha plenamente debido a las barreras que enfrentan las personas mayores para acceder al mercado laboral y al ecosistema emprendedor. De acuerdo con el informe ‘Desafíos y oportunidades de empleo y emprendimiento en los adultos mayores’, entre estas barreras se encuentran la brecha tecnológica y la adaptación al cambio.

Estas dificultades se traducen en una baja protección económica para las personas mayores en Colombia, ya que solo una de cada cuatro de ellas cuenta con una pensión (29,2 %, hombres y 20,7 %, mujeres), según la investigación Misión Colombia Envejece.

Por eso, es necesario impulsar iniciativas que apoyen a las personas mayores en su proceso de formación, capacitación y acompañamiento para desarrollar sus proyectos productivos. Ejemplo de ello es Rosario Senior University, una apuesta de la Universidad del Rosario que ofrece una experiencia formativa integral para atender los intereses intelectuales, sociales y emocionales de las personas mayores, y brindarles un espacio de aprendizaje, interacción y crecimiento personal. Este programa también extiende su impacto a las regiones y, en alianza con la Cámara de Comercio del Huila, ya fue inaugurado en la ciudad de Neiva.

Tres investigaciones realizadas en nuestro observatorio a lo largo de los últimos cuatro años nos han permitido comprender en profundidad las problemáticas socioeconómicas de las personas mayores, con un énfasis regional y de brechas para el emprendimiento. Los hallazgos han sido la base para diseñar e implementar el programa para el emprendimiento sénior, mediante el que han sido beneficiadas más de 500 personas mayores. Open2Play, de Orlando Fonseca (que elabora material didáctico para estimular habilidades en los niños), y Lee que lee, de Alejandra Gáfaro (que fomenta los hábitos de lectura), son solo algunos de los casi 200 proyectos emprendedores materializados a través de esta gran apuesta.

Considerando que el 42 % de las personas mayores del país ve en el emprendimiento una oportunidad para la independencia financiera y que muchas de ellas están expuestas a bajos salarios y altas tasas de informalidad, es indispensable que se fortalezcan las políticas públicas y las alianzas entre el sector público, privado y académico para fomentar una cultura de emprendimiento e innovación en este grupo etario. Así, será posible aprovechar su experiencia, talento y creatividad para generar valor social y económico, y mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

@alejandrocheyne, rector de la Universidad del Rosario.

Noticias Destacadas

Luis Carlos Vélez Columna Semana

Desgobierno mortal

Luis Carlos Vélez
William Molina Columna Semana

¿Hablar o quedarse callado?

William Molina* - Columnista invitado para esta edición