crisis económica

Fendipetróleo alertó desabastecimiento de combustibles en Colombia

El gremio aseguró que, tras cumplirse 70 días de aislamiento obligatorio en el país, las ventas de combustibles han caído en un 80%, lo que ha generado crisis económica en las estaciones de servicios y podría terminar en un desabastecimiento.


La Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos señaló que, en abril, las pérdidas de las estaciones de servicio minoristas llegaron a $1,8 billones.

El gremio destacó que de esta elevada cifra de pérdidas, alrededor de $370.000 millones le corresponderían a la Nación en ingresos fiscales.

“El sector enfrenta un evidente deterioro: ahora mismo hay estaciones de servicio sin inventario; los pequeños empresarios no tienen flujo de caja para sostener a sus equipos de trabajo, lo que puede empeorar las cifras de desempleo ya desbordadas, y a esto se suman las amenazas contractuales de algunas empresas de distribución mayorista por incumplimiento en los pagos”, precisó el gremio en una carta enviada al presidente de la República, Iván Duque.

Lea también: Los precios de los combustibles cerrarán un 5% más bajos en 2020

Este escenario, de estaciones sin inventario y con cuentas por pagar, se traduciría en “un posible desabastecimiento generalizado de combustibles en el país”, según Fendipetróleo.

En la descripción del panorama por el que hoy transitan los distribuidores minoristas del país, la Federación expone que las estaciones de servicio son en su mayoría un negocio de carácter familiar, en donde el 90% son mipymes, y que 3.415 distribuidores minoristas son propietarios de una sola estación de servicio.

“Somos un sector que genera más de 45.000 empleos directos y 90.000 indirectos, y que en el 2019 recaudó al país $6.6 billones, a través de los impuestos contenidos en cada galón de combustible”, manifestó el presidente de la junta directiva de Fendipetróleo, Jairo Gómez Fontalvo.

Lea también: Gas natural llegaría a 366 mil hogares

Además, el gremio reiteró que el margen de comercialización para los distribuidores minoristas es del 9,3% para gasolina y 9,5% para diésel, cifras diferentes y poco cercanas al ingreso de los productores, que puede superar el 54%.

En la carta enviada al Presidente de la República y en su comunicación, los distribuidores también señalaron que el alto gobierno no se ha hecho cargo de las necesidades de este sector y que la crisis se pudo evitar, si hubieran atendido a tiempo las propuestas hechas por el gremio para garantizar la sostenibilidad fiscal.