nueva legislatura

Oposición insiste en renta básica y redirección de recursos por emergencia

La senadora Aída Avella fue la encargada de la réplica de la oposición al presidente de República durante la instalación de la nueva legislatura del Congreso y anunció un proyecto de ley para modificar el gasto de recursos para la atención de la emergencia.


La vocera de la bancada de oposición destacó que nueve partidos políticos, entre los que se encuentran todos los que se oponen al actual Gobierno, exigirán nuevamente una renta básica de un salario mínimo para nueve millones de hogares, “beneficiando a 32 millones de personas pobres y vulnerables, desempleados y a quienes perdieron sus empresas, sus inversiones y la capacidad de compra al quedarse sin ingresos y sin empleo”.

“Con la renta básica todas las economías se activan, ayudando efectivamente a los campesinos que sufren las limitaciones de recursos por el confinamiento”, agregó la senadora. Además, Avella destacó que “es hora de gravar los altos ingresos y patrimonios (…) No aceptaremos una reforma tributaria regresiva para los pobres y los trabajadores”.

Lea también: ¿Qué tan viable sería una renta básica en Colombia?

Por otro lado, la oposición anunció que presentará un proyecto para que el Gobierno pueda redirigir recursos “guardados en bancos” hacia quienes más lo necesitan para solventar sus necesidades.

En ese sentido, la senadora advirtió que “hay falta de transparencia en los recursos para el manejo de la pandemia” y citó los estudios al respecto que ha publicado el Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana.

Y agregó: “billones se invierten en préstamos a través de la banca. El mismo estudio de la Javeriana concluye que para la atención de la pandemia los recursos son del $6,11 billones y hay una diferencia de $19,4 billones con los recursos que fueron enviados al Fome”.

Recomendado: Gobierno extiende programa de Ingreso Solidario hasta junio de 2021

Avella también le advirtió al Gobierno que el alto desempleo del país no es consecuencia exclusiva de la pandemia, sino que esta más bien aceleró la tendencia y que dicho problema, así como la pobreza, son problemas estructurales del país que requieren una solución.

Por otro lado, la senadora destacó que la “ley 100 no ha servido en 27 años y por consiguiente hay que cambiarla”.

“Como el Gobierno fue inferior a las necesidades del país llamamos al Congreso a cambiar un sistema corrupto e ineficiente que convirtió el derecho a la salud en un negocio”, agregó Avella.

Noticias relacionadas