Tendencias

Home

Política

Artículo

Rodolfo Hernández en el congreso
Rodolfo Hernández renunciará al Senado de la República. - Foto: Alexandra Ruiz

política

Confirmado: Rodolfo Hernández renunciará al Senado de la República

Tal como se anticipó, el excandidato presidencial no se pudo adaptar al Congreso y aspirará a la Gobernación de Santander.

Rodolfo Hernández, quien ganó su curul por quedar de segundo en las presidenciales, confirmó que renunciará al Senado de la República. Todo apunta a que aspirará a la Gobernación de Santander en las elecciones regionales de 2023.

El senador presentará su carta de renuncia el próximo jueves, 22 de septiembre, para desvincularse oficialmente de la corporación. El ingeniero anunció su decisión en una reunión con diputados de la Unión Europea y los presidentes de Comisión Primera en Senado y Cámara, Fabio Amín y Juan Carlos Wills.

De acuerdo con los presentes, el senador aseguró que su presencia en el Congreso de la República es como “poner a Messi de portero”. Esto se debe a la experiencia del empresario como ejecutor, consolidada en su periodo en la Alcaldía de Bucaramanga.

Antes de su posesión como senador, SEMANA conoció en primicia que el ingeniero pensaba llegar al Senado para asumir la oposición y lograr la personería jurídica de su movimiento, la Liga de Gobernantes Anticorrupción. De esa forma, tendría partido y plataforma para lanzarse a la Gobernación de Santander.

Luego, congresistas y líderes cercanos al ingeniero confirmaron sus intenciones de no permanecer más de 6 meses en el Senado. Después, el mismo ingeniero confirmó que estaba pensando en las elecciones de 2023 y que no era “un hombre parlamentario”.

De renunciar mañana, el ingeniero habría sido senador por tan solo tres meses y dos días. Su presencia en el legislativo fue más bien anónima, con denuncias de corrupción ocasionales, sin generar mayor repercusión. Tampoco se convirtió en el jefe de la oposición, trinando muy esporádicamente sus reparos frente a la gestión del presidente Gustavo Petro.

Muchos aseguran que su principal intención en el Senado fue lograr su partido político, el cual ha generado polémica por el manejo interno. Socorro Oliveros, la esposa del ingeniero, es la directora de la Liga de Gobernantes Anticorrupción. Sin embargo, su actitud y la orientación familiar de la colectividad han alejado a sus líderes consolidados.

Los representantes Juan Manuel Cortés y Erika Sánchez, quienes lograron la curul con la lista del ingeniero en Santander, cortaron su vínculo con la colectividad por el rechazo de la directora. Nunca fueron tenidos en cuenta al construir los estatutos y, cuando pidieron participación, se la negaron.

Por diferencias similares, el director político de la campaña de Hernández, Óscar Jahir Hernández, renunció a ser veedor de la colectividad. Durante la contienda electoral, se consideró al abogado santandereano como la mano derecha del ingeniero y el gestor del éxito en las regiones. A pesar de esto, por las intransigentes líneas de los directivos, tuvo que dejar su rol en la Liga.

Sin lugar a dudas, el ingeniero se va del Senado de la República con una popularidad menor a la que ostentó durante las elecciones presidenciales. Su magistral equipo de comunicaciones, liderado por Luisa Olejua, ya no lo acompaña, decreciendo su exitosa presencia en redes sociales. Su visibilidad bajó por el bullicio del Congreso de la República, donde la oposición tiene caras visibles como la de María Fernanda Cabal, Paloma Valencia y Miguel Uribe.

Los votantes de Hernández, que en buena parte depositaron su confianza para lograr que Gustavo Petro no lograra la victoria, se encuentran profundamente decepcionados del nuevo rol del ingeniero. En su nueva apuesta política, el ingeniero deberá ganarse a al gente de nuevo y que los 871.291 votantes en segunda vuelta en Santander hagan presencia.