Home

Política

Artículo

La estrategia que inicia el lunes 14 y va hasta el 28 de noviembre.
El proyecto elimina el requisito de la libreta militar para acceder al empleo. - Foto: Suministrada Ejército.

congreso

¿Está varado para trabajar porque no tiene libreta militar? Este proyecto de ley le interesa

La plenaria de la Cámara de Representantes le dio el segundo de cuatro debates a una iniciativa que elimina este requisito para acceder al mercado laboral. ¿Cómo sería el procedimiento?

Con una votación de 96 votos por el sí y 8 por el no, la plenaria de la Cámara de Representantes le dio el segundo de cuatro debates reglamentarios al proyecto de ley que elimina el requisito de la libreta militar para conseguir empleo en el país.

La iniciativa legislativa es de autoría del representante a la Cámara, conservador y actual presidente de la Comisión Primera, Juan Carlos Wills, quien celebró el avance de su proyecto de ley. “Gran noticia para los jóvenes. Vamos a eliminar el requisito, para acceder al empleo, de la libreta militar. Ya no va a ser necesario”, afirmó el congresista.

La iniciativa modifica el artículo 42 de la Ley 1861 de 2017, el cual determina que se deberá “acreditar” la situación militar para tener empleo. En su lugar, el proyecto establece que “la situación militar no se deberá acreditar para ingresar y/o permanecer en cargos públicos, trabajar en el sector privado y celebrar contratos de prestación de servicios como persona natural con cualquier entidad de derecho público”.

“Para el pago de la cuota de compensación militar y las sanciones e infracciones de la presente ley de quienes se acojan a este beneficio, podrán realizarse descuentos de nómina, libranzas o cualquier otra modalidad de pago, que reglamente el Gobierno nacional, siempre y cuando medie autorización escrita del trabajador”, reza un parágrafo del proyecto aprobado en el pleno de la Cámara.

Por ello, Wills agregó que el objetivo es que los jóvenes “puedan permanecer en empleos sin la necesidad de tener que salir a prestar el servicio militar para poder ingresar nuevamente a los puestos de empleo y mantener una familia”.

Esto porque, en algunas ocasiones, se recibe a un trabajador en su puesto de trabajo con la condición de que debe definir su situación militar y pagar su libreta, algo para lo que debe destinar parte del salario que está devengando.

De acuerdo con la ponencia de la iniciativa, “lo que se pretende con el presente proyecto es incluir dentro de los ciudadanos que no están obligados a definir su situación militar a aquellos que se encuentren dentro de los estratos socioeconómicos más vulnerables, es decir los estratos 1, 2, 3 y 4; así como aquellos que siendo aptos han sido exonerados de pagar la cuota de compensación militar”.

“Definir la situación militar se ha resumido a tener que pagar un determinado monto de dinero por la expedición de la libreta militar, situación que obliga a que personas que muchas veces no alcanzan ni a cubrir sus mínimos vitales, o los de su familia, deban destinar parte de sus ingresos mensuales para costear dicho requisito”, reza la propuesta.

Adicionalmente, el proyecto se justifica en que Colombia es un país en el que existe una tasa de desempleo que “actualmente asciende a 11,3 % de la población, un porcentaje considerablemente superior frente a otros países de América Latina”, y que “establecer que una persona deba definir su situación militar, es decir, pagar una libreta militar, para poder acceder o conservar su empleo, es crear brechas aún más amplias en materia de acceso al trabajo”.

Otra de las congresistas que se refirió a la aprobación de la iniciativa fue la representante a la Cámara por el Pacto Histórico Támara Argote, quien manifestó: “Celebramos el avance en plenaria de Cámara del Proyecto de Ley por medio del cual se elimina el requisito de definir la situación militar para acceder al campo laboral, ahora los jóvenes tienen más oportunidades de crecer profesionalmente, ¡este es el gobierno del cambio!”.

La iniciativa deberá surtir dos debates más en el Senado, los cuales se darían a partir del 16 de marzo del próximo año, cuando regresen las sesiones ordinarias del Congreso. Y si los supera pasará a sanción presidencial y beneficiará, seguramente, a miles de jóvenes que no han podido ingresar al mercado laboral por no tener acreditada su situación militar.