Tendencias

Home

Política

Artículo

Piedad Córdoba fue objeto de chequeo médico en Honduras.
La senadora Piedad Córdoba sigue enfrentando quebrantos de salud. - Foto: @villanuevasemma en Twitter

política

“Casi me muero”: Piedad Córdoba estará hasta el 21 de octubre por fuera del Congreso por problemas de salud

La dirigente del Pacto Histórico no ha pisado el Capitolio en la actual legislatura. Se posesionó en su casa en Medellín por razones médicas.

Desde que empezó a sesionar el nuevo Congreso, el pasado 20 de julio, la senadora del Pacto Histórico Piedad Córdoba no ha pisado por primera vez el Capitolio por razones de salud.

Esta semana, cuando se suponía que la dirigente de izquierda debía reintegrarse a sus labores, no lo hizo porque su secretaria envió una nueva incapacidad médica que le permitirá no asistir al Congreso hasta el 21 de octubre, según le contó la propia senadora a SEMANA. “Casi me muero”, le dijo a este medio.

La certificación es de la clínica El Rosario en Medellín, informó Córdoba, quien, aunque no asiste presencialmente al Congreso, participa de las sesiones del Senado de forma virtual. Incluso a través de su computadora y teléfono celular adelanta reuniones casi diarias con sus colaboradores que forman parte de su UTL.

Este 27 de septiembre, Waldir Rentería Reales, asesor de Piedad Córdoba, le envió una carta al presidente de la Comisión Séptima del Senado, Praxere José Ospina Rey, en la que puso en evidencia que la líder, pese a las atenciones médicas, sigue enfrentando quebrantos de salud.

Este es el documento de incapacidad de Piedad Córdoba.
Este es el documento de incapacidad de Piedad Córdoba. - Foto: Autor anónimo

“De manera atenta me dirijo a usted con el fin de solicitar excusar la asistencia de la senadora Piedad Córdoba, a la sesión de la Comisión Séptima que se realizará el martes 27 de septiembre del presente año, por encontrarse en el momento delicada de salud”, se lee en la carta en la que se anexó la incapacidad médica.

SEMANA conoció la incapacidad del centro médico expedida el 21 de septiembre de 2022 y firmada por la médico internista y hepatóloga Elizabeth Correa, quien escribió textualmente en el documento: “Se hace prórroga de incapacidad médica por 30 días a partir del 26 de septiembre de 2022. IDXI81X. Trombosis porta”.

Desde el primer semestre de 2022, después de las elecciones del 13 de marzo, la salud de Córdoba empezó a deteriorarse. Inicialmente registró un covid-19 asintomático, posteriormente, problemas respiratorios y en uno de los ingresos a la clínica El Rosario se confirmó que tenía problemas urinarios.

Actualmente, la senadora registra problemas estomacales que se han agudizado por los niveles de estrés que ha venido enfrentando en las últimas semanas. Su hermano, Álvaro Córdoba, está a punto de ser extraditado a una cárcel de máxima seguridad en Estados Unidos por nexos con el narcotráfico.

Aunque Córdoba ha permanecido entre su casa en Medellín y la clínica El Rosario, ha venido opinando sobre los hechos más importantes y recientes del país.

Este 26 de septiembre, cuando Colombia abrió oficialmente sus fronteras con Venezuela, la senadora, cercana al Gobierno del vecino país, dijo en su cuenta personal de Twitter: “Además del fortalecimiento comercial entre naciones, se trata de volver a la unidad de dos patrias hermanas, de acabar con todos los conflictos y la violencia que ha traído para ambos pueblos este bloqueo innecesario”.

Además, entró en la polémica y la defensa de la ministra de Salud, Carolina Corcho, en el ojo del huracán de la opinión pública por su intención de reformar de fondo el sistema de salud en Colombia y eliminar las EPS. “El constante manejo mediático contra nuestras ministra no solo busca desprestigiarlas, sino aislar socialmente y desestabilizar al gobierno del cambio. Adelante Ministra de la Salud, Carolina Corcho, deja que murmuren, sigue tu camino hacia una salud como derecho fundamental”, manifestó.

Córdoba espera regresar en octubre próximo al Congreso. Sin embargo, cada día trae su propio afán.

Noticias relacionadas