política

Representante a la Cámara, que no quiere bajarse el sueldo, provocó indignación: aseguró que nunca ha aguantado “tanta hambre como en el Congreso”

“La vida en Bogotá no es barata”, señaló el congresista Jhon Fredy Núñez. Estas son las cuentas con las que explica que el salario realmente se le queda corto.


El congresista Jota Pe Hernández levantó un avispero en el Congreso con su propuesta de reducir los salarios, que para este año quedaron en aproximadamente 35 millones de pesos mensuales. “No es justo que los congresistas ganemos tanto y haya gente con necesidad”, le dijo a Vicky Dávila en una entrevista para SEMANA.

Vea la entrevista con SEMANA

Su cruzada ha causado escozor en sus colegas que sin pena han salido a decir que ven con asombro esa propuesta. Pero hubo uno de los parlamentarios que fue más allá. No solo explicó por qué no quiere bajarse el sueldo, sino que aseguró que el actual prácticamente no le alcanza para nada.

Se trata del representante a la cámara Jhon Fredy Núñez. En diálogo con La W Radio, el congresista se despachó contra la propuesta. “Yo nunca me encontré con el senador Jota Pe allá en el Congreso. No hubiera firmado tampoco. El Congreso tiene varios matices y varios elementos que no son tenidos en cuenta en ese proyecto”, dijo.

Nuñez aseguró que la plata no le alcanza, ni siquiera con el salario de los 35 millones. “Nosotros somos de provincia y nuestro votante, las personas que confiaron en nosotros nos están pidiendo presencia en todos esos territorios. Llegamos a la capital y tenemos gastos, pagar arriendos, andar con dos o tres carros, siete escoltas... eso es un desgaste para poderle cumplir a nuestro pueblo”, explicó a la emisora.

Ante la pregunta de si esos gastos adicionales no los cubre ya el Estado, el congresista contestó con desilusión: “Esas son las primas que quieren rebajar”.

Para Nuñez, la propuesta de Jota Pe se explica en que el congresista trabaja en redes sociales y no conoce aún lo que vale viajar por Colombia. “El entra a su computador y lo miran 500.000 personas. A nosotros nos toca ir a las regiones... ir a San Vicente del Caguán, a los pozos, voy 120 kilómetros para verme con 20 personas. Eso no lo tiene Jota Pe, los representantes que están en Bogotá no tienen los gastos que tenemos los de las regiones”, dijo enfático en esa entrevista.

El congresista contó que hace unos días estuvo en su departamento y les preguntó a sus seguidores si preferían verlo por internet o en persona. Narró que todos le dijeron que lo necesitaban a él cara a cara. “Hay que analizar los gastos de cada congresista”, agregó.

“La vida en Bogotá no es barata”, reiteró.

Y comenzó a enumerar los gastos que tiene. “Solamente aquí pagamos un arriendo de tres millones. Más los gastos del Congreso”. Añadió que anda con siete escoltas y que no le dan viáticos para la alimentación, por lo cual los asume con su sueldo.

“Nos suspendieron el combustible. Los viáticos de todos los escoltas. Nosotros asumimos los gastos de alimentación. No tenemos ni un solo centavo para combustible, para viáticos o algo”, se quejó en la emisora.

Y lanzó una frase que causó indignación: “Nunca en mi vida he aguantado tanta hambre como en el Congreso”.

Según Núñez, lo “citan a la plenaria a las 9:00 a. m. y salimos a las 8:00 p. m. y no podemos movernos, por estar ahí trabajando. A nosotros no nos pagan horas extras”, aseguró molesto.

Además, hizo otras cuentas. Los 35 millones no son tal, pues hay muchos descuentos. “No llegan 25 millones. Se quedan casi diez millones en retenciones”, dijo.

No fue el único que se ha quejado de la propuesta. La senadora de la ASI Berenice Bedoya. “He hecho cuentas sobre lo que vale hacer el mantenimiento de un carro, de las camionetas, el sostenimiento de los escoltas cuando sale con uno porque toca pagarle el hotel, los viáticos y la comida”, dijo la congresista.

Según Bedoya, haciendo todos los descuentos “la seguridad social y lo que le retienen, quedan libres unos ocho millones de pesos”. Por esa razón, las declaraciones de la congresista que forma parte de la coalición de gobierno ha generado todo tipo de reacciones en las redes sociales donde anda rondando el video con esas declaraciones.

Las declaraciones de esta congresista, posesionada el pasado 20 de julio y que ya recibió su primer pago por su labor como senadora de la República, vuelven a generar debate por la promesa que hicieron todos los integrantes del Pacto Histórico, la Alianza Verde, la ASI y otros sectores de reducir el salario de los legisladores en Colombia.