restaurantes

Alimentación General en Bogotá

Este nuevo restaurante de ambiente relajado le da protagonismo a los sabores colombianos y a los pollos asados.


Esta rotisserie colombiana del mismo grupo de El Bandido y Bruto, tiene el pollo como la estrella del lugar.

Lo preparan con limón y cilantro, a las hierbas, picante -nuestro recomendado- y el campesino, que está relleno de arroz. Todas las preparaciones sabrosas y jugosas. El tipo de comida se da para compartir al centro de mesa. Nos gusta que haya un toque criollo y muy colombiano dentro de la sazón y la inclusión de algunos ingredientes y preparaciones.

¡Bravo por eso! En el diseño, predominan los elementos recuperados, como las puertas, los marcos de ventanas, las sillas y las máquinas de coser que hacen las veces de mesas. Gran ambiente, buena música tanto de noche como de día, como todo lo que suele hacer el grupo en sus locales. Dentro de las entradas o tablas, destacamos las empanadas, la sencillez de unas alcachofas al vapor, el trio de mini sándwiches con pollo, bondiola y roastbeef y el de tostas con hongos, habas y camarones.

Dentro de los fuertes, la bondiola y la sobrebarriga están muy bien ejecutadas, carne tierna, jugosa y sabrosa que casi no necesita del cuchillo. El roastbeef con cebollas y tomates asados es otro plato que merece probarse.

Aunque los precios se vean atractivos, hay que aclarar que los acompañamientos se cobran por aparte. Nos gustaría, además, que fueran de una porción más generosa al igual que el tamaño de las ensaladas. Deliciosas las papas nativas chorreadas, las papas fritas son crujientes, delgadas y adictivas, y la yuca y el zapallo con cebolla encurtida crean una buena combinación. Sería bueno que el picadillo de cebolla con tomate se encontrara en menos platos y que no todas las ensaladas tuviera este ingrediente cortado en plumas.

Capítulo aparte merecen las bebidas naturales de la casa. Creemos que hasta para el más acérrimo amante de las gaseosas, las que venden en este lugar logran colmar las expectativas. Las hay con cola, con tamarindo, con jengibre, y con piña y fresa. Además, el refajo sin alcohol, hecho de Pony Malta y toronja, resulta muy refrescante e interesante. Dentro de la carta de cocteles hay creatividad como también buena ejecución. Es un lugar agradable, perfecto para la familia durante el día e ideal para extender la noche.

Dirección: carrera 9 No. 79A – 26

Teléfono: 322 700 7315

Precio promedio plato fuerte + acompañamiento: $35.000

Nota del editor: El restaurante cerró permanentemente.