Home

Salud

Artículo

La herramienta de monitoreo del impacto climático desarrollada por Salud sin Daño es una calculadora diseñada para ayudar a las instituciones de salud de todo el mundo a estimar su huella de GEI.
La herramienta de monitoreo del impacto climático desarrollada por Salud sin Daño es una calculadora diseñada para ayudar a las instituciones de salud de todo el mundo a estimar su huella de GEI. - Foto: Página web de Salud sin Daño.

salud

Así podrán medir los hospitales y clínicas del país su huella de carbono

El Gobierno nacional abrió una convocatoria para inscribirse hasta este 16 diciembre.

La crisis ambiental que enfrenta el planeta tiene consecuencias cercanas como la ola invernal que vive Colombia, y aunque las alarmas estén encendidas, se necesitan datos reales de la afectación en contextos pequeños y medianos como los hospitales y clínicas.

Esa es una de las razones por las que se adelanta el Proyecto de Estimación de la Huella de Carbono del Sistema de Salud Colombiano, dirigida por los Ministerios de Salud y Protección Social y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en conjunto con la ONG internacional Salud Sin Daño.

El proyecto busca capacitar a una muestra representativa de instituciones de salud de Colombia en el uso de la herramienta de Monitoreo del Impacto Climático, desarrollada por Salud Sin Daño, y ofrecer acompañamiento técnico a dichas entidades para que determinen la dimensión y composición de su huella de carbono.

Fases del proyecto para la estimación de la Huella de Carbono del Sector Salud.
Pasos de convocatoria - Foto: Ministerio de Salud y Protección Social

Con el análisis de los datos obtenidos a partir del ejercicio, se realizará una estimación de las emisiones de gases efecto invernadero generadas por las fuentes seleccionadas del sector salud, a nivel nacional. Los hallazgos serán utilizados para desarrollar recomendaciones puntuales que, a su vez, informarán el proceso de elaboración del Plan Integral de Gestión del Cambio Climático Sectorial (PIGCCS) para el sector salud del país.

Esta convocatoria se realiza por el memorando de entendimiento firmado en 2022, y de los compromisos internacionales adquiridos por el Gobierno de Colombia en el marco del Programa de Salud de la COP26.

Así se puede participar

Las IPS que deseen formar parte de la muestra pueden encontrar la descripción del proyecto, el plan de trabajo, los requisitos para aplicar y los beneficios de participar, de manera detallada en la siguiente dirección: https://www.minsalud.gov.co/salud/publica/ambiental/Paginas/Huella-deCarbono.aspx

La convocatoria estará abierta hasta el 16 de diciembre de 2022. El comienzo de la capacitación está programado para principios de 2023, con jornadas presenciales y virtuales de levantamiento de datos en el segundo trimestre, para concluir el análisis de resultados en el tercer trimestre.

“Con la implementación de este proyecto, Colombia será el primer país de la región en llevar a cabo un ejercicio de esta naturaleza, así como utilizar la herramienta de Monitoreo del Impacto Climático; de esta forma, se convertirá en líder de la acción climática desde el sector salud”, explicaron desde MinSalud.

Más detalles de la herramienta de Salud sin Daño

Explican desde la organización internacional, con la que a comienzo del año Colombia suscribió un memorando de entendimiento, que para reducir el impacto climático de un establecimiento o sistema de salud, es necesario entender dónde se originan sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y establecer un punto de partida.

En ese sentido, aseguran que con la herramienta de monitoreo del impacto climático desarrollada se ayuda a las instituciones de salud de todo el mundo a estimar su huella de GEI.

“Permite establecer un punto de partida para medir, gestionar e impulsar objetivos y planes de mitigación, independientemente de la ubicación geográfica de la institución. Disponible en línea y en hoja de cálculo descargable, esta herramienta también facilita la integración de las acciones de mitigación con otras estrategias ambientales, como la adopción de criterios de compras sostenibles”, explican.

La herramienta de monitoreo del impacto climático calcula las emisiones a nivel establecimiento provenientes tiene tres alcances.

  • Alcance 1: lo relacionado con combustión estacionaria, combustión móvil, emisiones fugitivas (gases refrigerantes, extintores, y medicinales / anestésicos) y residuos (tratamiento in situ).
  • Alcance 2: tiene que ver con la compra de energía eléctrica, la compra de vapor, calefacción y refrigeración.
  • Alcance 3: vinculado con los viajes de trabajo, los traslados del personal, los traslados de pacientes, las pérdidas en el transporte y distribución de electricidad, los inhaladores y los residuos (tratamiento ex situ).