Home

Salud

Artículo

Mantener hábitos saludables, como alimentación equilibrada, ejercicio regular y una adecuada exposición al sol para obtener vitamina D, ayuda a prevenir desórdenes metabólicos y a mantener un estado de salud óptimo durante el descanso vacacional. | Foto: Foto: Inimage

Salud

Que las vacaciones no le hagan perder sus hábitos saludables; esto es lo que aconsejan los médicos

La Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo advierte sobre la importancia de mantener cuatro hábitos de vida saludables que permitan preservar la salud y el bienestar durante esta temporada.

Redacción Salud
14 de junio de 2024

En estas vacaciones de mitad de año, la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo advierte sobre la importancia de mantener cuatro hábitos de vida saludables que permitan preservar la salud y el bienestar durante esta temporada.

Es que los cambios en la rutina, la buena alimentación y el nivel de actividad física pueden afectar el equilibrio hormonal y el bienestar general. Mantener hábitos saludables, como alimentación equilibrada, ejercicio regular y una adecuada exposición al sol para obtener vitamina D, ayuda a prevenir desórdenes metabólicos y a mantener un estado de salud óptimo durante el descanso vacacional.

El ejercicio moderado puede evitar la fatiga después de los 50
Mantener hábitos saludables, como alimentación equilibrada, ejercicio regular y una adecuada exposición al sol para obtener vitamina D, ayuda a prevenir desórdenes metabólicos y a mantener un estado de salud óptimo durante el descanso vacacional. | Foto: Getty Images

“La temporada de vacaciones, con sus cambios de rutina y tentaciones culinarias, puede llevar a la pérdida de hábitos de vida saludables como la alimentación balanceada, el ejercicio regular y un sueño reparador para mantener el ritmo circadiano adecuado, el cual se refiere al reloj interno de nuestro cuerpo que regula los ciclos de sueño y vigilia en un período de 24 horas. Por esto, es fundamental cuidar tanto la salud física como la mental durante, ya que mantener un equilibrio en estos aspectos ayuda a prevenir enfermedades metabólicas y disfrutar de un bienestar integral”, afirma la doctora Katherine Restrepo, presidenta de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo (ACE).

Estas son algunas de las recomendaciones que entrega la especialista para estos días de descanso:

  • Alimentación balanceada: Según la Organización Mundial de la Salud, llevar una alimentación balanceada y realizar ejercicio físico regularmente puede reducir hasta un 30% el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y cáncer, entre otras. Es fácil caer en la tentación de consumir alimentos poco saludables durante las vacaciones. Sin embargo, mantener una alimentación balanceada es crucial para prevenir enfermedades metabólicas y mantener un peso saludable. Se recomienda aprovechar la temporada para consumir frutas y verduras frescas, ricas en vitaminas y minerales. Y es importante limitar el consumo de alimentos procesados e hidratarse adecuadamente, tomando al menos dos litros de agua al día, especialmente en climas cálidos.
La alimentación es fundamental para combatir los niveles altos de estas sustancias.
Según la Organización Mundial de la Salud, llevar una alimentación balanceada y realizar ejercicio físico regularmente puede reducir hasta un 30% el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y cáncer, entre otras. | Foto: Getty Images
  • Actividad física: El ejercicio regular es fundamental para la salud cardiovascular y el control del peso. Durante las vacaciones es importante mantenerse activo, y se puede lograr de una manera divertida, planificando actividades al aire libre como caminar, nadar o montar bicicleta. Asimismo, se puede aprovechar para explorar nuevos lugares a pie o realizar deportes en familia.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, el ejercicio físico regular ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina y a mantener niveles saludables de glucosa en sangre, lo cual es crucial para prevenir enfermedades endocrinas como la diabetes. Asimismo, la actividad física favorece el equilibrio hormonal, contribuyendo a la regulación de hormonas, que son esenciales para el metabolismo y la respuesta al estrés.

  • Sueño adecuado: Un buen descanso es esencial para el bienestar general, y durante las vacaciones es más fácil dejar las obligaciones del día a día a un lado para calmar la mente y conciliar el sueño. Por esto, es recomendable crear un ambiente propicio para descansar, preferiblemente un lugar oscuro, tranquilo y fresco. La doctora la doctora Restrepo destaca que el mal descanso y el uso de pantallas antes de dormir pueden alterar nuestro ritmo circadiano, impactando negativamente el equilibrio hormonal. Esta alteración puede afectar la producción de hormonas esenciales para el metabolismo, la gestión del estrés y la salud general, por lo que es importante mantener hábitos de sueño saludables.
  • Cuidado de la salud mental: Las vacaciones también son una oportunidad para cuidar de la salud mental, ya que es un buen momento para practicar técnicas de relajación que ayuden a reducir el estrés y desconectarse de la tecnología para disfrutar del entorno natural y de la compañía de seres queridos. Además, estudios muestran que el descanso influye positivamente en el rendimiento de las personas, ya que incrementa la motivación, reduce los niveles de estrés, fomenta la creatividad y fortalece la confianza, entre otros beneficios.
La mayoría de las personas sanas pueden mantenerse hidratadas bebiendo agua, sin embargo, en el embarazo y lactancia se puede requerir más hidratación.
Es importante limitar el consumo de alimentos procesados e hidratarse adecuadamente, tomando al menos dos litros de agua al día, especialmente en climas cálidos. | Foto: 123RF /El País

Por otro lado, aprovechar el sol durante las vacaciones es una excelente manera de obtener vitamina D, vital para la salud ósea y el funcionamiento óptimo del sistema inmunológico. La exposición moderada al sol permite que la piel asimile esta vitamina de forma natural, mejorando la absorción de calcio y fósforo, elementos cruciales para mantener huesos y dientes fuertes.

Además, la vitamina D contribuye a la salud cardiovascular y puede tener un impacto positivo en el estado de ánimo. La Asociación Colombiana de Endocrinología Diabetes y Metabolismo invita a toda la comunidad a seguir estas recomendaciones para disfrutar de unas vacaciones saludables y revitalizantes, logrando pequeños cambios en los hábitos diarios para lograr tener un gran impacto en la salud a largo plazo