sostenible

Habitantes de vereda en Montería denuncian que ya no pueden beber agua potable por desechos del relleno sanitario

Ellos afirman que los lixiviados de las basuras ensucian el agua que ellos deberían beber y no pueden.


Desde este lunes 2 de mayo, en horas de la madrugada, varios ciudadanos decidieron bloquear la entrada de vehículos recolectores de basura al relleno sanitario, reclamando que los lixiviados (líquidos) de las basuras están contaminando el agua potable en la vereda Loma Grande, en Montería, Córdoba.

Ellos solicitan con urgencia la presencia de las autoridades locales y de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS), en cabeza de su director Orlando Medina Marsiglia, quien ha manifestado que ya se está adelantando un proceso de sanción en contra de la empresa Urbaser y también del municipio de Montería, justamente, por vertimientos de lixiviados, puesto que sí se presenta contaminación del agua que debe ser para beber.

Por su parte, la empresa Urbaser de Montería informó que debido a los bloqueos que se han registrado en las últimas horas en la entrada del Relleno Sanitario Loma Grande, se presentan retrasos.

Lo hizo mediante un comunicado de prensa compartido en la red social Twitter en el que afirma: “Urbaser Montería informa a todos sus clientes que siendo las 6:00 p. m., los bloqueos a la entrada del Relleno Sanitario Loma Grande, continúan. Por lo anterior, siguen los retrasos de recolección de residuos en los diferentes sectores de la ciudad”.

Negaron además que se estuvieran derramando lixiviados y destacaron que esos líquidos provienen del botadero anterior que fue cerrado desde hace ya diez años. Y añadieron: “El servicio de aseo no puede suspenderse, sin embargo, agradecemos a la ciudadanía la comprensión y solicitamos en lo posible no disponer sus residuos en las vías públicas hasta que la situación se normalice”, según registró el diario local La Razón.

Al respecto, se refirió en La W el presidente de la Junta de Acción Comunal de Loma Grande, Óscar Manuel Herrera, quien afirmó: “Se han dado incumplimientos de parte de esta empresa, la Alcaldía de Montería, la CVS y demás entes de gobierno que tienen que ver con esta problemática, que es la contaminación de los lixiviados y los malos olores a causa de este botadero de basura a cielo abierto”.

Además, por medio de Twitter, Carlos Ordosgoitia, alcalde de Montería, Córdoba, expresó: “Requeriremos contractualmente a la empresa Urbaser para que realice las acciones necesarias que permitan el drenaje de los presuntos lixiviados represados en algunos sectores de la vereda Loma Grande provenientes del relleno sanitario”.

Conminamos al operador para que cumpla los requisitos establecidos en la licencia ambiental expedida por la autoridad competente (CVS), dentro de los cuales se encuentra la obligatoriedad de la construcción de una planta de tratamiento de lixiviados”, agregó el mandatario local.

Llegaremos hasta las últimas instancias para que Urbaser cumpla con las obligaciones contractuales. No permitiremos que se altere la salud de los pobladores y el equilibrio ambiental de Loma Grande. Urbaser tiene que cumplir”, manifestó Ordosgoitia, el alcalde de esa ciudad de Córdoba.

Lo que significa que vehículos compactadores, recolectores de residuos y operadores de residuos de otros municipios que hacen uso del relleno sanitario Loma Grande, en Montería, Córdoba, se encuentran represados y lo seguirán estando, hasta tanto las autoridades no les respondan a los ciudadanos, debido a que el agua potable es un derecho fundamental del ser humano.